X-Men: First Class (2011)


X-Men: First Class es una cinta basada en los comic-books de los X-Men de Marvel Comics, producida por 20th Century Fox y se estreno el 2 de julio del 2011.


Duración: 2 hr. 11 min.
País: Estados Unidos
Director: Matthew Vaugnh
Guion: Jane Goldman, Ashley Miller, Jamie Moss, Josh Schwartz, Zack Stentz
Reparto:
  • James McAvoy
  • Michael Fassbender
  • Kevin Bacon
  • January Jones
  • Jason Flemyng
  • Rose Byrne
Sinopsis:

X-Men: First Class’ narra la juventud del profesor Xavier y Eric Lensherr (Magneto) antes de que estalle su rivalidad, cuando aún estaban descubriendo sus poderes; una época en la que colaboraron juntos, ayudados por otros mutantes (algunos ya vistos, otros nuevos) para combatir la mayor amenaza que el mundo ha conocido.

Opinión:

Todo lo que puedo decir es: ¡Increíble! X-Men: First Class es una película que enciende la mecha que se encontraba apagada con las últimas dos entregas de esta saga de mutantes. Detrás cámaras el responsable de este triunfo es el director Matthew Vaughn, quien juega con sus personajes, haciéndolos parecer lo que son: mutantes de un cómic; acercándose más a las verdaderas raíces de los X-Men. Y como se suele decir que toda generación tiene un principio y todos los super-héroes tienen sus orígenes, en este caso observamos la formación de los X-Men mientras que en el camino surge la rivalidad entre el Profesor X y Magneto.

Esta precuela difiere de sus antecesoras al beneficiarse de un guion bien estructurado que acopla todas las piezas para presentar unos personajes vigorosos que le dan un toque juvenil a la trama. Y además posee explosivas escenas de acción acompañadas de una gran cantidad de efectos visuales.

Aquí exploramos los orígenes del Charles Xavier/Professor X, interpretado por James McAvoy, y de sus compañeros mutantes. Está genialmente interpretado, y genera un aire carismático en muchas de las escenas cómicas cuando detonan su gran nivel de inteligencia ya que, aunque este Charles sea joven, sus ideales siguen intactos y se compadece de todo el que sea mutante; ofreciéndole aprendizaje y control de los poderes mientras avanza el argumento.

En la contraparte tenemos los orígenes de Erik Lehnsherr/Magneto, interpretado por Michael Fassbender, en un campo de concentración Nazi, tal como se presenta en los X-Men (2000) de Bryan Singer. Erik es un tipo terco, solitario, confiado, que aplica medidas radicales cuando entra en acción. También tiene una meta especifica: vengar la muerte de su madre que murió en manos del despiadado villano Sebastian Shaw (interpretado por Kevin Bacon). A medida que avanza la trama, Magneto se torna más y más extremista con sus ideales. Básicamente, este personaje motivado por la venganza resulta un poco más atractivo que los demás y, ciertamente, Fassbender muestra más la cara que McAvoy, lo que lo convierte en la figura principal de la película. De hecho, es inevitable decir que tiene un aire de "James Bond" con el estilo carismático que escenifica.

Shaw es un endiablado mutante que tiene la capacidad de absorber energía y su vez liberarla con mayor intensidad. Bacon se encarga de dotarlo con el tono de maldad necesario para hacernos notar rápidamente que es el antagonista de esta historia. Algo predecible de este personaje es que, desde que vi el casco antitelepatía en la cabeza de Shaw, sabía claramente que terminaría en la cabeza de Magneto.

Justamente como se presenta en el cómic, Raven/Mystique (interpretada por Jennifer Lawrence) tiene una relación amistosa con Charles Xavier; y aunque no importe tanto, es un personaje "cool". Y al igual que el intelectual Hank McCoy/Bestia (interpretado por Nicholas Hoult), el arrogante Alex Summer/Havoc (Lucas Till) y la sexy mano derecha de Shaw, Emma Frost (January Jones) ayudan genialmente en el desarrollo de la trama.

El argumento corre alrededor del triángulo actoral McAvoy-Fassbender-Bacon. Lo digo porque, mientras Charles y Erik se unen junto a un grupo de mutantes (desconocidos en esa época) en los cuarteles de la C.I.A, se crea una división mutante que tiene una misión en particular: detener a Shaw; pero las ideas colisionan inevitablemente porque Erik quiere buscar a Shaw para vengar la muerte de su madre y, por la otra parte, Charles quiere buscar a Shaw para detenerlo, ya que su diabólico plan es provocar una guerra nuclear entre Estados Unidos y la U.S.S.R para así destruir la humanidad y tener un mundo poblado de mutantes. Creo que establecer esta guerra mutante dentro de un contexto histórico como la Guerra Fría me resulta interesante porque a medida que se desarrolla la trama, los mutantes, en especial Magneto, se dan cuenta de que algún día entrarán en conflicto con los humanos.

También me resulta novedosa la idea de que los mutantes pasan desapercibidos entre los humanos. Esto pasa en la escena en que se encuentran en los cuarteles de la C.I.A. presentando sus habilidades ante el comité, sin embargo, graciosamente los agentes se burlan creyendo que es alguna clase de chiste. Con esto Vaughn nos quiere dejar dicho lo ignorante pueden llegar a ser los seres humanos, aunque en la escena final donde los mutantes, especialmente Magneto, se rebelan contra los humanos con un ataque de misiles, esa ignorancia es prácticamente un insecto.

Los puntos vitales a destacar son la banda sonora de Henry Jackman, quien enriquece nuestros sentidos auditivos con una música que genera tensión en los momentos claves durante el caos; y la escena en la que un mutante famoso de este mundo nos provee un cameo que da mucha risa con su emblemático humor negro.

Esta película de mutantes es pura magia visual, entretiene hasta más no poder; en especial la primera hora, que sirve para introducir a los personajes con sus respectivas habilidades. Asimismo, el reparto desempeña una labor exitosa que queda sombreada por la electrizante interpretación de Fassbender.

Ahora bien, lo importante es que como entretenimiento veraniego tiene rapidez y energía acompañada por alucinantes efectos visuales, por personajes carismáticos y por el evidente estilo de Vaughn, que termina siendo tan audaz, que deberían darle la trilogía completa para que la realice.

 7/10