Drive (2011)



En Los Ángeles, un joven especialista (Ryan Gosling) de escenas de riesgo en conducción de coches para películas se ofrece, para ayudar a su vecina (Carey Mulligan), como conductor para atracos por las noches.

Duración: 1 hr. 40 min. 
País: Estados Unidos
Director: Nicolas Winding Refn
Guion: Hossein Amini
Reparto: Ryan Gosling, Carey Mulligan, Ron Perlman

Opinión:


En Drive, película dirigida por del director danés Nicolas Winding Refn, nos encontramos con una mezcla ingeniosa de lo mejor del cine de carreteras de los 70 y la intriga criminal del nuevo cine negro. Y la película no titubea para descargar la violencia como si fuera un volcán que está a punto de hacer erupción.

Debajo de la de violencia, Refn nos pasea por la reflexión de un dilema existencial y moral que corrompe al protagonista, cuyo mundo se ve envuelto en una capa de una brutalidad inesperada. Las escenas de acción y los exabruptos son solo un relleno para ocultar esa argumentación. En la trama de su película seguimos a un antihéroe que estalla de una forma sanguinaria.

El protagonista es The Driver (Ryan Gosling), un corredor sin nombre que trabaja en las películas como doble de escenas de riesgo. Quizá parezca peculiar su manera de actuar, pero lo interesante es que ésa es su profesión a la luz del día, porque, fuera de foco y, bajo el manto de la noche, es un chofer que realiza trabajos delictivos para criminales con una serie de reglas que él mismo le aplica a su ocupación.

The Driver es un personaje introspectivo que raras veces se ve diciendo lo que piensa. Posee diálogos limitados. Es reservado. Oculta sus emociones. Tanto así que vive solo y no comparte con nadie. A pesar de ese aislamiento, hace una excepción con Shannon (Bryan Cranston), su empleador en el taller de mecánica donde reparan autos, y luego más tarde con Irene (Carey Mulligan). Irene es un personaje importante, ya que es la vecina que cambia la vida emocional de The Driver con su personalidad afectiva, y, por supuesto, con su hijo Benicio (Kaden Leos). Sin embargo, una vez que el marido de Irene, Standard Gabriel (Oscar Isaac), sale de prisión y reconoce las habilidades de conductor que tiene The Driver, le pide que forme parte del robo de un millón de dólares que tiene planificado para saldar sus deudas, puesto que debe dinero, y si no paga se va a convertir en alimento para los cerdos.

Parece que algunos de estos sujetos son víctimas de su propia sombra. Están forzados indirectamente a tener una vida doble. Esto es más notable con The Driver, quien es un doble de escenas de riesgos durante el día y conductor delictivo por las noches. También en los tipos malos como Bernie Rose (Albert Brooks), quien es productor de películas de serie B pero que también es un gánster; y Nino (Ron Perlman), otro criminal en la red del crimen que administra una pizzería.

Ryan Gosling nunca había estado tan serio como en esta película. Refleja el peso enigmático The Driver bajo un carácter que encierra frialdad. Interpreta a un tipo misterioso (posiblemente con un pasado turbulento) que padece un extraño comportamiento violento. Aunque, si lo pensamos bien, lo hace por el bienestar de las personas que de verdad aprecia; es decir, actúa como una especie de antihéroe que tiene su propio código de justicia.

El héroe verdadero de esta fábula urbana es Nicolas Winding Refn (Pusher, Pusher II, Pusher III), sobre todo porque no falla ni un solo segundo con la continuidad narrativa de todos los planos que filma. En un punto estético y estilístico, el aspecto visual de la película es tan atractivo que, hace énfasis al cine neo-noir, a los westerns, a la cultura pulp, a la música de los ‘80 y a las películas de robo (como Thief), manifestado con una mixtura extravagante de elementos que contrastan esos tonos.

Naturalmente, viéndolo desde otro punto de vista, la metáfora de la película ofrece una mirada microscópica sobre las consecuencias de la lealtad y los excesos de moral en la sociedad. Los impulsos desmedidos de The Driver se justifican al tomar las riendas de sus acciones. Y eso, en efecto, es lo más interesante de este relato.


 7/10

1 Comentarios :

Click aquí para Comentarios
29 de noviembre de 2011, 14:25 ×

Coincido, es un estilo único el cine de Winding Refn. La película impacta y la música me fascina.

David C.
Responder
avatar