Contagion (2011)


En Contagion, un virus mortal se propaga a nivel mundial y, en pocos días, empieza a diezmar a la población. El contagio se produce por mero contacto entre los seres humanos, al hacerlo, una serie de científicos internacionales tratan de combatir la propagación.

Duración: 1 hr. 46 min. 
País: Estados Unidos
Director: Steven Soderbergh
Guion: Scott Z. Burns 
Reparto: Matt Damon, Kate Winslet, Jude Law

Opinión: 

Contagion no desperdicia el tiempo para alertarnos con la misma precisión de cámara que caracteriza el cine de Steven Soderbergh; solo que esta vez nos enfrentamos a virus, bacterias, epidemias y una serie de científicos de salubridad tratando de combatirlas. 

Este tipo de thriller médico nos presenta implacablemente el terror, la tensión y el pánico que generaría en los seres humanos una pandemia global causada por un virus desconocido si llegase a suceder en proporciones descontroladas. Ciertamente es lo que trata de transmitir y lo logra, como si fuese una pieza informativa destinada a orientarnos en el área de salud. Además explica, descompone y nos hace analizar a través de una serie de escenas los acontecimientos que desenvuelven trama desde el caso 0 en el día 1, la propagación del virus en los días siguientes y los estragos por los que pasan los científicos para desarrollar una vacuna en el clímax. 

Durante el progreso Soderbergh logra canalizar los personajes y las subtramas de una manera realista, generando una atmósfera que va de tensa a caótica, y que no da señales de salvación contra un virus letal que comienza a infectar millones de personas; resultando creíble en todo momento aunque sea un trabajo de ficción. Al observar eso, se me hizo inevitable recordar la influenza porcina que infectó a miles de personas años atrás (créanme, ustedes pensarán lo mismo). 

Una vez que vemos a Beth Emhoff (Gwyneth Paltrow) tosiendo en un restaurante de Hong Kong, tosiendo en el aeropuerto y tosiendo en su casa para terminar colapsando en manos de Mitch Emhoff, su esposo, nos damos cuenta de que algo anda mal. Y anda mal porque es el virus desconocido que está empezando a desarrollarse. Esas escenas de apertura la podríamos describir como el caso 0, para luego mostrar la propagación contagiosa del virus desde el punto de vista de varios personajes que investigan el incidente; entre ellos Alan Krumwiede (Jude Law), un periodista independiente con conocimientos bioquímicos que tiene la cabeza paranoica con supuestas conspiraciones virales; el Dr. Ellis Cheever (Laurence Fishburne), un miembro de la CDC (Centro de Control de Enfermedades) que cree que el virus es parte de un ataque biológico; la Dra. Erin Mears (Kate Winslet), del Servicio de Inteligencia Epidémica que trata de rastrear el origen del virus en Minnesota; la Dra. Leonora Orantes (Marion Cotillard), una investigadora de la Organización Mundial de la Salud que lo rastrea en Hong Kong y la Dra. Ally Hextall (Jennifer Ehle), quien analiza el material genético del virus para tratar de desarrollar una vacuna contra la enfermedad. 

Por un lado sabemos que es un virus de procedencia desconocida, y aunque en el comienzo no se explica su origen, luego nos sorprende con lo que sucede en realidad. Ese aspecto del filme me sorprendió bastante. Parece que Soderbergh y Burns se las ingeniaron para ocultar los elementos claves de la trama para así impactar desprevenidamente al espectador. 

A pesar de tener un reparto estelar, los personajes, por así decirlo, no tienen protagonismo alguno por causa de las subtramas individuales. Aunque algunos se relacionan distantemente durante el transcurso del argumento y otros no, como en el caso de Fishburne-Winslet o Law-Fishburne; otros no tienen la más mínima relación, es decir, su punto de vista crea una distracción con el tema del virus, junto con el caos y el temor social que genera. Como en el caso del periodista Alan Krumwiede (Law), quien es el encargado de que el desorden social se disperse por todas partes. 

Esta película habla por sí sola. Trata de educarnos con los tópicos de los brotes de enfermedades que se dispersan  por el mundo. Asimismo con las metáforas de las organizaciones que se encargan de controlarlas desde las profundidades de un laboratorio para prevenir un desastre mayor. 

Viéndolo desde un punto de vista dramático, Contagion funciona. Lo hace de una manera constante repartiendo dosis de tensión en el espectador cuando envía el mensaje de que los humanos improvisan, se adaptan y superan una situación caótica una vez que la controlan.


  7/10

1 Comentarios :

Click aquí para Comentarios
Carlos
Admin
1 de enero de 2012, 18:08 ×

El film fue interesante. Por un lado, nos muestras una vez más que la hipótesis de un colapso apocalyptico viene de la mano de un virus que en "instantes" se multiplica por el mundo y cuando lo detectamos será "tarde". Fuera de la interconexión del mundo digital, realmente vivimos en un mundo conectado y que las barreras geográficas no existen...sólo los husos horarios.

En este mismo orden, nos muestran una vez más que no estamos listos como sociedad, como raza humana a enfrentar una epidemia. Tal como en las épocas de la peste negra, nuestra tecnología tan avanzada hoy día, no nos garantiza nada.

Y aquí en donde el film abre dos espacios, por un lado de quienes tratan de evitar que eso ocurre y quienes hacen dinero con ello. En esta apertura, el film se pasea por todos los involucrados durante la pandemia. Al final es un film para que cada quién saque sus conclusiones y la apuesta del director pareciera ser generar conciencia sin él dar su enfoque. Bueno o malo, los críticos juzgarán, sólo que tenemos un nueva forma de hablar de un "apocalypsis viral" sin necesidad de recurrir al cine zombie

Carlos
Responder
avatar