J. Edgar (2011)


Biopic sobre J. Edgar Hoover, el creador del FBI. Los archivos que Hoover guardaba celosamente, llenos de secretos inconfesables de importantes personalidades, lo convirtieron en uno de los hombres más poderosos y temidos de la historia de los Estados Unidos. 


Duración: 2 hr. 10 min.
País: Estados Unidos
Director: Clint Eastwood
Guion: Dustin Lance Black
Reparto: Leonardo DiCaprio, Armie Hammer, Naomi Watts, Josh Lucas, Judi Dench

Opinión:

Algunas veces nos encontramos con películas que generan expectativas mucho antes de estrenarse, más aun si cuenta con nombres grandes detrás de la producción. En el caso de J. Edgar, la cual generó expectativas, ni siquiera Clint Eastwood detrás cámaras o la poderosa interpretación de Leonardo DiCaprio son suficientes para impedir el colosal fracaso que exhibe esta película. 

Eastwood de alguna manera logra capturar el periodo casi a la perfección, pero por alguna razón el guion de Dustin Lance sea un desastre cuando hace que su trama, la cual se expande durante siete décadas, sea muy aburrida con las situaciones monótonas que describe. 

Utilizando una narrativa no-lineal en su argumento este biopic se centra en la figura de J. Edgar Hoover (Leonardo DiCaprio) siendo un anciano, quien mientras narra sus memorias, se pone a recordar los distintos periodos de su vida política y también privada, por supuesto, desde su juventud hasta las décadas siguientes. Sobre su vida privada se puede decir que existe cierto misterio sobre su orientación sexual, especialmente en las escenas que está con Clyde Tolson (Armie Hammer), su mano derecha; que nos deja cuestionando si eran "compañeros políticos", "amantes", "amigos del closet" o lo que sea. 

No obstante a eso el film trata de explorar la vida de una figura política controversial y paranoica, cuyas acciones innovaron plenamente en el campo de la investigación criminal. Sin embargo, dichas acciones terminaron encerrándolo en un enigma sin solución. Al menos es lo que Eastwood trata de transmitir, aunque termina fallando terriblemente. 

Cada departamento técnico de esta película falla a la hora de ofrecer algo; desde la música, que se queda atrapada en el silencio, hasta el horrendo maquillaje de anciano que le aplicaron a DiCaprio y a Hammer que, para ser honesto, fue pésimo; tan pésimo que se nota claramente que está mal aplicado en sus rostros. 

El único aspecto positivo que se puede hallar en este film es la poderosa interpretación de DiCaprio como Hoover. Se mete de lleno en el papel, rodeando al personaje de ambición y de misterio en las escenas de su juventud y de autoritarismo en las escenas en que se encuentra viejo. Se podría decir que Hoover tenía un comportamiento controvertido que justificaba sus acciones y que lo ponían en una balanza entre el heroísmo y la corrupción.

El material del FBI siempre resulta intrigante, pero no en esta película, muy a pesar de que proyecta a su modo una buena lección de la historia americana. Debido a la compresión histórica, muchos elementos vitales del FBI ni siquiera son mencionados. 

Si te dijera diez razones para que te dieras cuenta de porqué esta película es aburrida terminaría diciéndote cien; y es sencillamente porque J. Edgar es un biopic que en lugar de hacer termina deshaciéndolo todo con su trama decepcionante y la carencia de ciertos elementos.

  5/10