Crítica: The Babadook


Seis años después de la violenta muerte de su marido, Amelia (Essie Davis) no se ha recuperado todavía, pero tiene que educar a Samuel (Noah Wiseman), su hijo de seis años, que vive aterrorizado por un monstruo que se le aparece en sueños y amenaza con matarlos.

Ficha técnica
Año: 2014
Duración: 1 hr. 34 min.
País: Australia
Director: Jennifer Kent
Guion: Jennifer Kent
Música: Jed Kurzel
Fotografía: Radek Ladzcuk
Reparto: Essie Davis, Noah Wiseman, Daniel Henshall,

Reseña por

Yasser Medina

Muchos se preguntarán si, The Babadook, da miedo 
como película de horror. Pero se los digo rápido y sencillo: Este film de terror no solo da miedo, sino que perfora el cerebro con un juego psicológico que se tambalea entre la ansiedad y la desesperación. 

Y eso es esto. Eso es la película. Eso y más. Porque desde el momento que Amelia (Essie Davis) debe cuidar a su hijo Samuel (Noah Wiseman) de fuerzas misteriosas, todo esos elementos están presentes. 

La vida de Amelia es tormentosa. Luego de que se marido muriera violentamente seis años atrás, tiene que criar a su hijo sola. Pero cuando su hijo dice tener un amigo imaginario llamado Babadook, sucesos extraños comienza a suceder; sucesos que solo Babadook puede responder. 

He aquí una película de horror inteligente que, apoyándose en la relación madre-hijo, nos dice que el verdadero terror no está ahí afuera, está dentro de nosotros mismos. Y cuenta con estupendas actuaciones y una buena puesta en escena. Es un gran trabajo de la debutante directora Jennifer Kent.


7/10