"Fantastic Beasts and Where to Find Them": Simplemente maravillosa [Crítica]

Cuenta las aventuras del escritor Newt Scamander en una comunidad secreta de magos en Nueva York setenta años antes de que Harry Potter leyera su libro en la escuela.

Ficha técnica
Año: 2016
Duración: 2 hr. 13 min.
País: Estados Unidos
Director: David Yates
Guion: J.K. Rowling
Música: Jason Newton Howard
Fotografía: Philippe Rousselot
Reparto: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Colin Farrell,

Reseña por
Yasser Medina

En los estudios de Warner Brothers había una desesperación incontenible para continuar con el fascinante mundo de Harry Potter, porque como bien sabemos es una franquicia que huele a papeles verdes por todas partes y es uno de los fenómenos más famosos de este siglo. La necesidad del estudio era, además de continuar expandiendo la exitosa franquicia, saciar la demanda de los fanáticos más empedernidos sin quitarle los ánimos de diversión.

Para lograrlo, tuvieron que convencer a J.K. Rowling para que debutara como la guionista de la película original inspirada en su propio libro, “Fantastic Beasts and Where to Find Them”, que no es más que una libreta de criaturas mágicas escrita por un personaje nuevo, Newt Scamander, un joven mago obsesionado con atraparlos a todos como si fuera un veterano de Pokémon Go, que vivió 70 años antes de que comenzaran los eventos de Harry Potter.

El caso es que ya han anunciado que serán cinco películas dirigidas por David Yates (director de cuatro películas de Harry Potter). Y ahora que hemos visto la primera película, Fantastic Beasts and Where to Find Them, confirmamos que hay magia ‘potteriana’ para rato, sobre todo porque es una fantasía entretenida que mantiene encendida la chispa de la creación de Rowling introduciendo una nueva aventura que funciona con sus propios elementos fantásticos y con otros que resultan familiares.

La historia del protagonista, Newt Scamander (Eddie Redmayne), se sitúa en la ciudad de Nueva York en los años 20. Scamander es el hechicero más excéntrico que podamos imaginarnos. Siendo un incomprendido con varita mágica, su introvertida personalidad y su evidente obsesión es lo que lo motiva a ser uno de los magos más peculiares de este universo. Ha llegado a los Estados Unidos con el propósito de encontrar a los animales legendarios para criarlos y para protegerlos en una maltratada maleta de cuero, por supuesto, por arte de magia el equipaje es más grande que el zoológico más pequeño.

Se supone que Scamander debe hacer una parada breve y salir sin causar ningún incidente, pero cuando se topa con Jacob Kowalski (Dan Fogler), un gordinflón despistado que aspira ser panadero, por equivocación intercambian las maletas y eso hace que se escapen algunas de las bestias raras, causando un problema para la comunidad de magos y para los no-magos (el término americano para un ‘Muggle’, que es un humano común).

Lo que vemos con estos personajes nos ratifica que la mente creativa de Rowling no se cansa de inventar personajes empáticos. Los nuevos protagonistas y los villanos son un poco más adultos, y se mueven entre la maldad, la compasión, la amistad y el romance. Y la química de todo el reparto actoral es simplemente encantadora, pues se transforman en estos personajes sin desarticular el aparato de la trama cuando se involucran en las situaciones inesperadas.

Las características de personalidad de cada uno de ellos otorgan un sentimiento genuino que se queda con nosotros; como la risa exagerada del señor Kowalski, quien le propicia un cálido humor a las escenas que da mucha risa. También Porpentina “Tina” Goldstein (Katherine Waterston), quien es una bruja decidida a combatir las injusticias, y su hermana, Queenie Goldstein (Alison Sudol), una rubia adorable que con su cariño e ingenuidad puede seducir a quien sea que le dé la gana con solo leerle la mente.

Poner como director a Yates es lo mejor que pudieron hacer para mantener la consistencia narrativa y visual de la vasta imaginería de Rowling, puesto que tiene experiencia conociendo este orbe cinematográfico. En todo momento consigue que la narración se mantenga clara para contar las adversidades de Newt Scamander con una solidez que se sustenta con los efectos especiales y con una detallada recreación de la época.

Puede que la película parezca conocida por las referencias de la saga de Harry Potter, pero la identidad propia de la historia nos dice que estamos en un territorio renovado que, como ya anticipábamos, nos ha hechizado con un espectáculo asombroso durante dos horas que pasan volando. Ahora el spin-off viene con sorpresas.


7/10