"Okja": Entretenida y muy peculiar [Crítica]

Una niña llamada Mija arriesga todo para evitar que una poderosa compañía multinacional secuestren a su mejor amigo, un animal masivo llamado Okja.

Ficha técnica
Año: 2017
Duración: 2 hr 01 min
País: Corea del Sur
Director: Bong Joon-ho
Guion: Bong Joon-ho
Música: Jaeil Jung
Fotografía: Darius Khondji
Reparto: Ahn Seo Hyun, Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, Paul Dano



Reseña por
Yasser Medina

Recientemente, hemos usado el tradicional método corsario para mirar a Okja, la nueva película del director surcoreano Bong Joon-Ho (Memories of Murder, Snowpiercer) que causó controversia en el Festival de Cine de Cannes, nada más y nada menos que por ser distribuida por Netflix, gigante del servicio de streaming que amenaza el modelo de distribución de la industria.

Aunque eso no nos concierne tanto, lo cierto es que la hemos disfrutado por la peculiar historia de la niña y el “súper cerdo” que intentan escapar de corporaciones depredadoras de animales. Esa travesía de la pequeña y el súper cerdo entretiene, pero también invita a la reflexión con una sátira social que critica las políticas del mundo corporativo, principalmente el de las poderosas agroquímicas que cometen diabluras con los animales indefensos para producir alimentos transgénicos.

La película atraviesa los terrenos de la aventura repartiéndose los tiempos de descanso entre el humor y la acción. También, recurre a unos personajes que pueden ser tan peculiares como heterogéneos. Y todo pasa rápido, pues el señor Bong mantiene un ritmo consistente narrando las peripecias de la protagonista en los momentos en que emprende un largo viaje para encontrar a Okja.

La historia se desarrolla en un lapso de 10 años en los que la pequeña Mija (Ahn Seo-hyun) ha criado junto a su abuelo a un animal extraño al que le ha puesto el nombre de Okja. La bestia tiene un aspecto raro, porque parece como si hubiese sido engendrada por un perro y un hipopótamo que estaban aburridos.

A pesar de todo, Okja se ha encariñado con Mija, quien la acompaña como si fuera su inseparable hermana en una granja perdida en las montañas de una región remota de Corea del Sur. Pero todo se complica cuando, Lucy Mirando (Tilda Swinton), la egocéntrica y narcisista jefa de la corporación Mirando, la multinacional encargada de fabricar animales similares, ordena la captura de Okja, por lo que Mija se embarca en una persecución en busca de su mascota.

Como protagonista, Ahn Seo-hyun, colorea con vigor su interpretación como Mija. Ella es vulnerable, inocente, ingenua; pero aun así nada la detiene para rescatar a Okja. Se la pasa corriendo, trotando y saltando en situaciones que parecen exageradas, pero que, realmente, le otorgan dinamismo a la realidad en la que se desarrollan los eventos. En cada plano sus emociones se sienten genuinas.

Con el reparto secundario hallamos actuaciones muy interesantes por la facilidad con la que Tilda Swinton, Paul Dano y Jake Gyllenhaal construyen las características de los personajes interpretados. Swinton, en un rol doble, interpretando a las gemelas Lucy y Nancy, puede ser frívola y despiadada sin que nos demos cuenta. Gyllenhaal luce bien interpretando a Johnny Wilcox, el excéntrico zoólogo que parece sacado de un sanatorio mental. Y Paul Dano convence como Jay, el líder de una banda terrorista protectora de animales.

El universo presentado por Bong es una fábula que se vuelve caricaturesca en muchísimas escenas. Sus planos hablan de la estrecha relación del hombre y la naturaleza. Y da la impresión de que el compañerismo de Mija y Okja se desarrolla como si fuera una especie de homenaje a las películas de Spielberg.

Colaborar con Netflix le ha permitido a Bong hacer la película que quería, y no nos quejamos del resultado. La película enamora con una criatura adorable, producida con unos efectos visuales impresionantes (Okja es se ve casi real), y con unos personajes estrambóticos que nos han sacado carcajadas y cavilaciones profundas sobre un sector alimenticio controlado por vampiros psicópatas. Es un film entretenido en el que se pasa un rato agradable.


7/10