Crítica de la película 'The Amazing Spider-Man'


Peter Parker encuentra una pista que podría ayudar a entender por qué sus padres desaparecieron cuando él era joven. Su camino lo pone en rumbo de colisión con el Dr. Curt Connors, antiguo amigo de su padre. 


Duración: 2 hr. 17 min.
País: Estados Unidos
Director: Marc Webb
Guion: Steve Kloves, James Vanderbilt, Alvin Sargent
Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Rhys Ifans, Sally Field, Martin Sheen,



Crítica de la película 

Cuando me enteré de que Andrew Garfield sería el nuevo Spider-Man en un "innecesario" reboot, tuve mis dudas. Siempre preguntándome como le haría para encajar en la personalidad de Peter Parker. Bueno... Esas preguntas fueron contestadas con The Amazing Spider-Man; una película que muestra cosas nuevas en el universo del Hombre Araña, pero que al mismo tiempo le quita otras que son muy importantes. 

Quiere detallar demasiado los orígenes de Spider-Man. Algo que mucha gente sabe, incluyendo los fans del cómic. Por eso el paso de esta película es lento en algunos puntos. Es excesiva la manera como detallan los eventos de Peter Parker antes de convertirse en vigilante. El impacto del personaje no es tan fuerte, pero sí llamativo e interesante (es Spider-Man al fin y al cabo). 

Los orígenes de nuestro héroe se remontan a su infancia, cuando Peter Parker, siendo un niño, ve dramáticamente la partida de sus padres; los cuales lo dejan al cuidado de sus tíos, Ben (Martin Sheen) y May (Sally Field). Años luego, siendo un adolescente en preparatoria, Parker es el típico nerd inseguro al que todo le sale mal. Anda en su skateboard, estudia como un científico loco, chequea sus emails y le intriga saber qué le pasó a sus padres. Es desde este comienzo que conoce a Gwen Stacy (Emma Stone), una nerd hermosa que, aunque no se note en un principio, comienza a sentirse atraída por Parker. Después uno se da cuenta dónde termina esto. 

Parker termina descubriendo una pista de sus padres en un maletín que le lleva a infiltrarse en la corporación Oscorp; y como la curiosidad mató la araña, entra en un cuarto donde hay arañas genéticamente modificadas. Allí es picado por una y ya me imagino que sabes lo que sigue luego. Ahí nos damos cuenta de que los padres de Parker eran científicos y trabajaban con el Dr. Curt Connors (Rhys Ifans) en Oscorp. Pero lo que comienza como un simple descubrimiento, termina siendo algo que pondrá a prueba las habilidades que Peter Parker adquiere equivocadamente; y las que el Dr. Curt Connors adquiere intencionalmente. 

La historia se torna demasiado larga para ser un blockbuster tan anticipado, particularmente por tratar de extender las pruebas de habilidades de Spider-Man mientras las está desarrollando. Recuerda, este vecino amistoso trepa las paredes, no vuela; así que resulta factible que le tome tiempo aprender a trepar muros. 

Garfield es más geek, audaz y cool que el spidey anterior pero menos nerd. Utiliza gadgets que él mismo inventa para crear su telaraña artificial y recorrer los rascacielos de la ciudad. Tiene un estilo peculiar que lo hace ser más astuto a la hora de resolver los problemas. Eso afecta el personaje, ya que Peter Parker, aunque no sea, debe parecer un estúpido para dar risa, debe ser un perdedor y debe dejar la astucia para cuando se esconda tras la máscara arácnida. 

Por alguna razón pienso que Andrew Garfield le resta heroísmo al personaje, de forma tal que uno siente y cuestiona los "superpoderes" del hombre Araña. Parece que Marc Webb quiere plasmar esos aspectos en la película: mostrar un Spider-Man un poco más humano dentro de un contexto moderno. Una prueba de esto es el trasfondo romántico que surge entre Gwen y Peter. Si esto es así, espero que exagere el heroísmo y disminuya el romance en una posible secuela. 

La emoción no se siente tan vibrante. El humor es diminuto y sólo en algunas escenas, más aun cuando están en la escuela. Las escenas de acción no son tan impresionantes y tienen mucho CGI, aunque sin exagerarlo. Como se ve mayormente en las escenas que Spider-Man se enfrenta a The Lizard (Rhys Ifans). 

Dr. Curt Connors/ The Lizard, uno de los primeros villanos de Spider-Man simplemente está seco y no llama la atención. Por más aterrador y violento que parezca, cada escena te hace sentir que ya no lo quieres ver más. Creo que este villano carece de desarrollo alguno en cuanto a la personalidad se refiere. Todo comienza por la obsesión de recuperar su brazo derecho. 

Un punto que me agradó mucho, es que esta película muestra más sobre el pasado de Peter Parker/Hombre Araña desde que es un niño. Más que nada, hace cosas que un adolescente confundido hace. También, en una era tecnológica vemos a Spidey usar un smartphone más que su cámara (no es fotógrafo independiente todavía) y lo hace en medio de la acción; un factor ingenioso que, obviamente, no veíamos en la trilogía pasada. 

The Amazing Spider-Man tiene las dos "R": Reboot y Remake, aunque de la última sólo tiene la "re" de reciclado. Webb se encarga de reciclar y re-modificar algunas escenas que inevitablemente se asemejan a la Spider-Man (2002) de Sam Raimi. Al tratar de introducir cosas nuevas, se olvida de forma drástica del factor sorpresa que toda película de Spider-Man debe tener: Diversión.


     6/10

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo es la mejor película de Spider Man Peter Parker tiene u mejor y más sarcástico carácter, y los efectos son impresionantes.

    ResponderBorrar