Crítica de la película 'Nameless Gangster'


A punto de ser despedido, un funcionario de aduanas corrupto encuentra un cargamento de drogas y se une a un gángster vicioso para convertirse en la sociedad del crimen más poderosa de Busan.


Duración: 2 hr. 13 min.
País: Corea del Sur
Director: Yun Jong-bin
Guion: Yun Jong-bin
Reparto: Choi Min-sik, Ha Jung-woo



Crítica de la película 

Si hay algo que siempre me ha gustado de los coreanos, es que saben hacer cine entretenido y violento, especialmente cuando se trata de thrillers o de películas de gángsters en las que la venganza desempeña un papel protagónico. Atestiguo esto en la brutal Nameless Gangster (Bumchoiwaui junjaeng), que como su nombre lo indica, es otra película más que se añade al diccionario de los gángsteres coreanos . 

Este film de gángsteres inspirado en hechos reales, nos muestra cómo opera el bajo mundo de Busan en Corea, pero desde la perspectiva de los jefes, en una época marcada por los enfrentamientos violentos entre la mafia de Busan y la policía coreana, aunque en un principio sólo se presenta el ascenso y la caída del personaje principal, interpretado por el aclamado Choi Min-sik. 

La historia sigue al inspector de aduanas Choi ik-hyun (Choi Min-sik), quien además de trabajar ahí, se las ingenia para hacer negocios ilícitos y aceptar sobornos de personas corruptas. Un día, junto a un compañero, se encuentra 10 kg de heroína pura en un furgón y decide venderla, no sin antes hacer negocios con Choi Hyung-bae (Ha Jung-woo); un ambicioso gánster que advierte que deberán venderla a los Yakuza para hacer buen dinero. Choi ik-hyun toma ventaja de la situación y entabla "amistad" con Choi Hyung-bae. El dúo reconoce que ambos pertenecen a la misma familia o clan, por lo que Choi Hyung-bae acepta a Choi ik-hyun como su socio de negocios. Pero lo que comienza como una relación de negocios en un mundo de mafiosos, pronto se convierte un camino lleno de traiciones y giros, con consecuencias peligrosas para ambos. 

En este filme la tensión, producida por los encuadres compositivos, se relaciona directamente a los personajes principales, ya que la cámara, raras veces muestra otras figuras, con excepción de los personajes secundarios, que se apoyan de interpretaciones aceptables para complementar la historia. Asimismo, la trama posee una estructura temporal muy anacrónica, puesto que comienza contado la historia en 1990 para luego ir hacia atrás en 1982 y contar en lo adelante, mientras alterna los acontecimientos de los personajes en la línea "presente" (1990). 

Se beneficia en gran parte de las poderosas interpretaciones de Choi Min-sik y Ha Jung-woo. Ellos, prácticamente, se adentran en los roles de gángsteres de una manera impresionante. Ambos personajes son polos opuestos. El personaje de Choi es un tipo indeciso, carente de valor para realizar su ambición; todo lo contrario al personaje de Ha que es temerario, decidido, con la motivación de un verdadero jefe. Cabe destacar que el personaje de Choi no es un gánster total, sino un "afiliado" respetado por sus conexiones y por su elocuente forma de negociar. La presencia escénica de ambos actores es tal que, pienso que son gángsteres de verdad; generando una imagen fidedigna que ya hemos visto en películas de mafiosos, pero sólo que al estilo coreano. 

Es cruda, violenta y ácida, arropada principalmente por temas comunes como la lealtad y la traición. Me atrae la mezcla de géneros que va desde drama criminal hasta thriller. Muchas de las escenas tienen un estilo "Scorsese" en forma coreana. Tiene escenas en clubs, escenas de violencia, escenas de riñas, reuniones de jefes, tráfico de material ilícito; pero más que nada, como temática, quiere mostrar la ambición, la corrupción y la sed de poder que rodea a los personajes principales de una perspectiva frívola; después de todo es una película sobre gángsteres

Apruebo a Nameless Gangster como una épica de gangsters coreanos que sobresale, sólidamente, por las interpretaciones de Choi Min-sik y Ha Jung-woo, acompañados de una trama envolvente que mantiene la tensión emocional durante el progreso, aunque en segundo plano, la dirección de Yun Jong-bin juega un papel vital, y definitivamente entra en mi lista de directores coreanos que hay que tener en la mira. Si buscas un film surcoreano que exceda las expectativas este año, creo que debes comenzar por aquí.

 7/10

0 comentarios:

Publicar un comentario