Crítica de la película 'Looper'


En 2074, cuando la mafia quiere deshacerse de alguien, el objetivo se envía a 30 años en el pasado, donde un pistolero a sueldo espera. Alguien como Joe, que un día se entera de la mafia quiere "cerrar el círculo", transportando de vuelta yo futuro de Joe.


Duración: 1 hr. 58 min.
País: Estados Unidos
Director: Rian Johnson
Guion: Rian Johnson
Reparto: Bruce Willis, Joseph Gordon-Levitt, Paul Dano 



Crítica de la película 

Si hay una temática que mueve a la ciencia ficción como el agua mueve a las piedras es el tiempo; en este caso viajes en el tiempo. La hemos visto una y otra vez; algunas veces ingeniosas, otras veces no. Cualquiera que sea el caso, no hay otra forma de describir lo que vi en Looper que diciendo que es una de las ideas de ciencia ficción más innovadoras de los últimos años, sencillamente porque no deja de recrear paradojas complejas a lo largo de su trama. 

Creo que el crédito en parte hay que dárselo a Rian Johnson (Brick), por escribir un guion inteligente que no se despega de la provocación mental. Eso es lo que este film hace: provocar ideas en la mente para que uno mismo trate de deducir qué puede suceder. Pero créeme, no lo podrás imaginar. 

Como se explica, los viajes en el tiempo no se inventan hasta el 2074. En el 2044, donde se sitúa la trama, no hay viajes en el tiempo pero sí una recepción y conocimiento de los mismos como lo hacen los "Loopers". Así lo afirma Joe joven (Joseph Gordon-Levitt), un asesino a sueldo contratado por la mafia del futuro para limpiar los objetivos del "futuro" enviados para ser ejecutados en el pasado -eso son los Loopers-. Éste es el truco, para que la mafia pueda realizar la eliminación de un Looper que ya no necesiten, lo envían al pasado para que su "propio yo" sea el que lo mate. Cuando Joe joven se encuentra con que su objetivo es Joe Adulto (Bruce Willis), es decir, su propio Yo, las cosas se salen de control y suceden una serie de paradojas inimaginables para nuestra visión. 

Temas como la soledad, el sacrificio y la pérdida son palpables aquí. Johnson se encarga de desarrollarlos fluidamente con los personajes principales y sus respectivos trasfondos. La trama no revela muchos detalles de cómo operan los personajes en el futuro o de las supuestas paradojas que se generan en el transcurso. Sólo se enfoca en lo que el Joe Adulto y el Joe Joven hacen hasta conectarse. Joe joven quiere matar a Joe Adulto para rehacer su vida, pero al mismo tiempo Joe Adulto quiere matar a "The Rainmaker" -el antagonista-, responsable de su horrorosa vida futura. Ambos tienen una motivación en común que al final se conecta para un final frenéticamente impactante. 

La manera en la que Rian Johnson crea los personajes es llamativa, especialmente cuando se trata de villanos. Un ejemplo de esto es cómo creó los siniestros villanos en “Brick”. En Looper no es la excepción. Aquí vemos cómo operan los sindicatos criminales del futuro con mucho estilo. Salvo a eso, si nos detenemos a pensar en el antagonista, dígase "The Rainmaker", puedo decir que es un villano interesante aunque poco común en este género.

El film tiene excelentes interpretaciones por parte de Bruce Willis y Joseph Gordon-Levitt; lo mantienen por encima de las expectativas. Otro punto interesante es que el maquillaje aplicado al rostro de Joseph Gordon-Levitt hace que sea casi idéntico a Bruce Willis. Una movida muy astuta en el departamento, sabiendo que el viejo Joe no puede ser físicamente el joven Joe y viceversa. 

Verás una gran cantidad de escenas de acción, aunque están para rellenar y balancear lo que se está tratando de exponer. Un punto a su favor es que la tensión se mantiene una y otra vez, sin dejar descansar los ojos. Las persecuciones y los tiroteos suceden muy a menudo, más aún en la escena final donde mi mentalidad fue volada en mil pedazos.

La primicia de esta película reside en su estructura metanarrativa, presentando diferentes capas de paradojas en el progreso de la trama. Es inevitable decir que al final comenzarás a hacerte una serie de preguntas sobre lo que implicaría viajar en el tiempo para encontrarte contigo mismo (si fuera posible). Te daría tres avisos para verla: primero, es una idea novedosa que no se despega de las raíces del género; segundo, si te gustan los thrillers sci-fi de esos que "explotan tu cerebro", éste es uno; y tercero, si no la ves, "te enviaré de vuelta al pasado para que tú mismo te dispares”. Has sido advertido. 

Looper es un viaje energético, alucinante e innovador que entrega una temática familiar que probablemente ya hayas visto en otras películas, pero nunca como se presenta aquí. No necesitas saber de física moderna para entenderla. La trama de Rian Johnson prefiere entretener y generar curiosidad, que no entretener y generar preguntas. Éste es el tipo de ciencia-ficción que se puede ver en múltiples ocasiones.

7/10

0 comentarios:

Publicar un comentario