Crítica de la película 'Argo'


Cuando la revolución Iraní llega a un punto de ebullición, especialista en "exfiltración" de la CIA prepara un plan riesgoso para liberar a seis estadounidenses que se encuentran refugiados en la casa del embajador de Canadá.


Duración: 2 hr. 00 min.
País: Estados Unidos
Director: Ben Affleck
Guion: Ben Affleck
Reparto: Ben Affleck, John Goodman, Bryan Cranston



Crítica de la película 

Lo interesante de Argo no está en su aproximación histórica ni política, sino en su trama, la cual no se despega de su amigo el "tributo hollywoodense" para entretener. Ben Affleck, quien se ha posicionado como uno de los mejores directores trabajando actualmente, anota en grande con lo que sería una de sus mejores películas hasta la fecha, aunque yo me quede con "The Town".

Siempre digo que con este tipo de películas es mejor no saber qué sucedió en vida real, puesto que le restaría el factor sorpresa a la trama. El guion de esta película se hace sentir con una serie de diálogos inteligentes que con mucha elocuencia me envolvieron desde el principio hasta el tenso final. 

La ejecución direccional de Ben Affleck es sólida, estrechada con el thriller, pero sin despegarse de los hechos dramáticos. Siendo así, con mucha energía la historia va directamente al punto para introducir el problema. 

Ese problema es simple. En medio de la revolución Iraní a finales de los '70, un grupo de estadounidenses quedan atrapados en la embajada de los Estados Unidos en Irán. Así que la C.I.A (como siempre) debe ingeniar un plan maestro para solucionar la situación - la cual es la toma de rehenes. Como es una tarea difícil, sólo se ingenian malas ideas, así que Tony Mendez, un extractor experto, prende el bombillo mental con la mejor mala idea que tiene: Hacerse pasar por un personal cinematográfico para la extracción de los rehenes, es decir, simular la filmación de la película con los rehenes como parte del personal (ingenioso, ¿no?). 

La película en sí misma trata de pagar tributo a Hollywood, pero en lugar de pagar tributo se burla de ello como si fuera un viejo estudio anticuado de la edad media en los '70. Ellos (los personajes) tratan de realizar una película de ciencia-ficción "falsa", "barata" y "mediocre" que irónicamente resulta ser un "éxito". Una contradicción total de lo que se vive en el mundo de las producciones Hollywoodenses. Siendo así, hasta las "malas" llegan a ser buenas en un momento dado; "Argo" es una de esas. 

Las interpretaciones estuvieron apacibles sin rayar en la exageración. Los personajes, especialmente, Tony Mendez (Ben Affleck) emana un temple prudente, frió, calculador. Tony es un extractor de la C.I.A, especializado en eso mismo, extraer. Es un tipo que cree en sus instintos para desafiar a las órdenes y así lograr sus objetivos; en este caso para liberar rehenes. La mayoría de las escenas cómicas vienen con los diálogos del productor Lester Siegel (Alan Arkin). Éste, junto a John Chambers (John Goodman) son los encargados de hacernos reír con una competencia de sarcasmo subliminal. Este tipo de comedia es astuta y queda descifrada en los diálogos, así que si no se presta atención no resultará. 

Sospecho que esta película quiere expresar a través de metamensajes el conflicto relativo que ha sucedido entre Estados Unidos y el Medio Oriente. No solamente de Irán, sino de la comunidad islámica en general. Se puede decir que, sí se apoya de hechos reales para difundirlos; pero la temática principal radica en que alaba demasiado el rol de la C.I.A y empobrece la imagen del rol revolucionario Iraní, generando una visión negativa en dicho aspecto. 

La vibra visual de los '70 se hace sentir. Todos los escenarios que cubren la dirección de arte dejan una huella de esa gloriosa época. Incluso diría que, este filme te transporta a esa época, ya que las vestimentas de los personajes y las decoraciones del set en la puesta de escena son verdaderamente creíbles. 

Por otra parte, mantiene un relevo entre drama y suspenso para dejar fluir su estructura narrativa. Probablemente te quedarás pensando qué podría pasar si no sabes qué sucedió en su historia real, aunque aun sabiendo o no, ésta es una de esas películas que sabe cuando disparar el suspenso para engrifar los vellos del espectador. 

Por eso diría que Argo es un thriller soberbio. Argo es un drama eficaz. Argo es la película falsa dentro de la película original. Argo es todo lo que quieras llamarle, pero entretiene, y lo hace en el momento adecuado, en las escenas adecuadas. Sr. Ben Affleck, oficialmente confió en usted como director.

 7/10

1 comentario:

  1. Una gran película, principalmente por la dirección y el guionismo, el hecho de adaptar una historia es algo muy complicado pero creo que las Peliculas hbo lo logran a la perfección, Argo es el mejor ejemplo.

    ResponderBorrar