Crítica de la película 'Skyfall'


La lealtad de Bond hacia M se pondrá a prueba cuando su pasado vuelve para atormentarla. Como el MI6 ha sido atacado, 007 debe localizar y destruir la amenaza, no importa el costo personal. 


Duración: 2 hr. 23 min.
País: Reino Unido
Director: Sam Mendes
Guion: Neal Purvis, Robert Wade, John Logan
Reparto: Daniel Craig, Javier Bardem, Judi Dench, Ralph Fiennes, Albert Finney



Crítica de la película 


Cada vez que 007 te hace leer la frase "James Bond regresará", créeme, tendrás que creerle porque lo hará. Y precisamente ahora con Skyfall está de regreso como nunca antes se había visto. Es aquí en Skyfall donde, tras más de 50 años de la franquicia, se marca la reformulación del personaje cuando se exploran los orígenes del James Bond, algo que se explica con brevedad en las novelas de Ian Fleming. Además de que también se profundiza el vínculo existente entre M (Judi Dench) y James Bond (Daniel Craig).



En esta ocasión vemos que Daniel Craig se supera a sí mismo interpretando a un James Bond más sólido. Y sin el más mínimo ánimo de ofender a los fieles fanáticos de Sean Connery y Goldfinger, creo rotundamente que Daniel Craig es el mejor James Bond. Maneja cada una de las escenas con una actuación feroz. En esta entrega sí sentimos que el personaje que vemos emana la esencia Bond, aunque da la sensación de que una pesadumbre encerrada en su interior nos dice que siente rechazo hacia su trabajo como espía, sin embargo, es su deber y lo ama. Es una alegoría que refleja que las personas cambian con los tiempos, incluso 007


Esto es evidente porque James Bond presenta una complejidad emocional. Es decir, un Bond cambiado y adaptado al nuevo milenio. No es el típico agente que todo le sale bien, sino que el tiempo le ha caído encima. Ahora es preocupado, vulnerable, dudoso. Está pasando por una crisis existencial a través de esta historia. Sin embargo, algo que no se olvida es que en plena ocupación se apoya (como siempre) de su astucia para matar a los tipos malos. 

Aquí el villano es el ciberterrorista Raoul Silva (Javier Bardem), un psicópata (con una peluca rubia muy obvia) que viene con una sola misión: destruir el MI6 a causa de lo que M le hizo en el pasado. Su locura y su megalomanía están justificadas con esos hechos, ya que no quiere conquistar el mundo, sino satisfacer su sed de venganza. Incluso este villano va donde Bond en lugar de Bond ir adonde él. Y probablemente sus atributos físicos y su elocuencia verbal lo convierten en uno de los mejores antagonistas en la franquicia gracias a la actuación pintoresca de Bardem.

Ahora bien, Sam Mendes (American Beauty) se las arregla para que la película sea seria y coherente cuando organiza el embrollo expuesto con estos personajes. Y puede que no tenga "un Martini agitado, no revuelto", pero Skyfall lo tiene todo: Las persecuciones, los tiroteos, los gadgets, el humor, el legendario Aston Martin DB5, las chicas hermosas, un villano trastornado muchísimas alusiones al mundo de 007. Pero más que nada, tiene una densidad emocional que cala con la metáfora de la muerte a través de las generaciones. Algo que se vio vagamente en Casino Royale

De esa forma conectar cabos en la trama es un poco riesgoso e impredecible. La historia te lleva hacia lo que podría pasar, para luego desviarte sorpresivamente con las subtramas.

Neal Purvis, Robert Wade, y en última instancia John Logan, se lucen con un guion astuto que estructura sagazmente todas las situaciones de las escenas junto a los diálogos y las acciones de los personajes. Haciendo que las secuencias de acción sean más cortas para lograr una historia más íntima y personal sobre James Bond. Así la película logra un realismo sombrío que hace olvidar las pasadas encarnaciones del personaje junto a sus respectivas historias. 

Viéndolo desde otro ángulo, el esqueleto argumental se encarga de matar esos viejos hábitos que se venían arrastrando en las últimas veinte entregas de este famoso espía. O sea, se explica de dónde viene James Bond, se explica de dónde viene Q, se explica qué pasa con el villano y se encarga de explicar el retiro de M (Judi Dench). En mi opinión, una temática realmente innovadora que le da mayor desarrollo a los personajes que ya conocíamos. 

Más allá de ahí, las escenas de acción siguen intactas, y tienen energía suficiente para dejar boquiabierto a quien sea. Aunque en cierto punto Mendes las disminuye un poco para generar un balance dramático con la fórmula de James Bond y el mundo de espías. En ese caso, sentimos que es una película de James Bond totalmente diferente del resto cuando toma un camino diferente, y al mismo tiempo vemos que algunas escenas resultan familiares.

En su primer film británico Sam Mendes paga tributo a su patria y al mismo tiempo plasma un nuevo estilo en la vida de un icono cinematográfico que no muere, sino que se revitaliza con el tiempo. Por eso, más que ser una simple resurrección, es la reinvención de 007. Este el verdadero comienzo de "Bond. James Bond" como lo conocemos. Y si hay algo que sé, es que James Bond volverá, y volverá como siempre lo ha hecho. 

 8/10

5 comentarios:

  1. Me gusto, esperaba mucho mas eso si por las criticas que tenia. Pero creo que esta a la altura de las 2 anteriores.

    ResponderEliminar
  2. A mi me agrado el nuevo estilo que tiene la historia. Se puede apreciar un James Bond mas maduro, realista y preocupado como dices arriba. Excelente película.

    ResponderEliminar
  3. Si, definitivamente esta a la altura de las 2 anteriores y creo que es la mejor de todas las películas de James Bond. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. De verdad que esperba mas de esta pelicula por los comentarios de los criticos de cine pero me he llevado tremenda decepcion ,no digo que la pelicula sea mala porque no lo es pero creo que comparada con casino royal se queda corta

    ResponderEliminar
  5. Yes! Casino Royale en realidad introdujo una narrativa realista en el mundo de James Bond pero no la desarrollo por completo, puesto que era el comienzo de Bond. En Skyfall es el mismo James Bond solo que con una esencia mas realista.

    ResponderEliminar