Killing Them Softly (2012)


Jackie Cogan es un ejecutor profesional de la mafia que investiga un robo que se hundió durante una partida de póquer protegida por la mafia.


Duración: 1 hr. 37 min.
País: Estados Unidos
Director: Andrew Dominik
Guion: Andrew Dominik
Reparto: Brad Pitt, Ray Liotta, James Galdonfini

Opinión:

Killing Them Softly es un desastre, no hay otra forma de decirlo. Un desastre. Esto es lo que Andrew Dominik nos tira a los ojos mientras trata de explicar su oscura visión de lo que es el capitalismo estatal desde una perspectiva criminal. 

El material adaptado de la novela “Cogan's Trade”, pudo haber sido mejor si se hubiera trabajo el guion de otra manera. Ese no es el caso. El caso es que las escenas dentro de este guion son toscas. Desde el principio intentan impactarnos y luego, en el trayecto, uno empieza a sentir que la trama no va para ninguna parte. 

La historia nos muestra el atraco a un juego de poker entre miembros de la mafia, perpetrado por dos estúpidos criminales que se roban $50,000 en efectivo, por supuesto, sin tener idea de lo que han causado. Ese golpe se había hecho antes, este segundo atraco es una copia del primero. Entonces a sabiendas de lo acontecido, la mafia desata su matón preferido, Jackie Cogan (Brad Pitt), para limpiar la escoria. 

Si ves en el poster ahí arriba notarás que las líneas de los críticos dicen: "Cine brillante" , ¿Brillante? Equivocado, mi amigo, esto no es nada brillante, esto no es una luz, está muy lejos de ser brillante; por el contrario se apaga lentamente a medida que avanza la historia. Aunque tengo que reconocer que hay diálogos graciosos saturados de humor negro; pero no se confundan, es el principio que trata de decir algo, y al fin y al cabo termina diciendo nada. 

También dice: ¿"Pitt está al tope de su juego"? No exactamente. Su interpretación da seguridad escénica con el personaje de Jackie Cogan, un matón que sabe lo que hace. Es cínico, calculador y con una filosofía antipolítica de su propio país. Él es lo que yo llamaría un matón antihéroe envuelto en una capa de justa crudeza ante el capitalismo. 

Aunque trate de explicar su versión del capitalismo, lo logra pero de cierto modo le falta sutileza. Ahora que pienso detenidamente, eso es el capitalismo; tú compras un producto y te darán lo que pagaste. En este caso el producto es un matón astuto y pagaron por matar a un par de tipos malos. 

La mejor escena llega en manos de Pitt al final de la película donde dice la cruel realidad sobre Estados Unidos y el mundo capitalista en una sola línea, diciendo: "Estados Unidos no es un país, es un negocio; ahora, págame". Ese es el punto que se les entrega a los ciudadanos. Por eso nadie puede distinguir el bien o el mal, en un país donde todos andan a la deriva sin confiar en nadie. 

Por favor, no lo llames "clásico", Killing Them Softly se encuentra a kilómetros de distancia de serlo. Puede ser un thriller criminal con dosis de violencia brutal en los momentos claves, pero no se compadece del espectador al narrar su historia de gangsters. A mi entender no funcionó.


5/10

1 Comentarios :

Click aquí para Comentarios
Anónimo
Admin
30 de abril de 2013, 19:23 ×

opino no lo mismo , lo unico rescatable del film es la conversacion final

Anónimo
Responder
avatar