Crítica de la película 'The Hobbit: An Unexpected Journey'


Bilbo Baggins, un hobbit, regresa a la Montaña Solitaria acompañado por un grupo de enanos para recuperar un tesoro arrebatado por el dragón Smaug. 


Duración: 2hr. 46 min.
País: Estados Unidos
Director: Peter Jackson
Guion: Philippa Boyens, Peter Jackson
Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Ken Scott, Elijah Wood



Crítica de la película 

Primero que nada, me gusta la magia y me gusta la Tierra-Media. Es por eso que los viajes a la Tierra-Media para mí siempre son anticipados, especialmente en una época que está viviendo una era luego de The Lord of The Rings. Sabiendo eso, el único capaz de recrear ese mundo en la gran pantalla es Peter Jackson, quien retorna gloriosamente al mundo de J.R.R. Tolkien con la fantasiosa The Hobbit: An Unexpected Journey, aunque falla a la hora de igualar el calibre argumental de su valiosa trilogía anterior. 

Este primer film en la trilogía es una señal de que el supuesto "viaje inesperado" desembocará sus próximas dos entregas en una aventura fantasiosa espectacular, extraída una vez más de las raíces mitológicas de J.R.R. Tolkien. Puesto que, "The Hobbit: Un viaje Inesperado" tiene un ritmo lento, poco acelerado, que se apoya en el clímax de su aventura para poder llegar al punto de asombro. Los personajes, especialmente los Trece Enanos, encuentro que tienen un desarrollo característico poco peculiar que, en ocasiones, terminan siendo irrelevantes. Sus nombres son tediosos de memorizar. Si memoricé seis de ellos, es porque se mencionan un sinnúmero de veces. 

La historia es progresiva. En la misma, el Hobbit Bilbo Baggins (Martin Freeman) se reúne con "Gandalf el Gris" (Ian McKellen) para ayudar a los trece enanos a recuperar la "Montaña Solitaria" -el lugar donde vivían- arrebatada por el maligno Dragon Smaug. Estos se embarcan en una aventura a través de varios lugares de la Tierra-Media para tratar de lograr el propósito. 

Dado que en la gran pantalla Bilbo Baggins no se conoció tanto, siendo el personaje principal en esta adaptación, es un personaje aventurero con características que chocan en el coraje, la intuición y la comprensión; él descubre esos atributos a medida que avanza la historia y lo aplica a su persona. Martin Freeman lo interpreta con mucha agudeza; ahora comprendo por qué fue la única opción para el rol. 

Esta película es técnicamente impresionante. Su espectacular fotografía en manos de Andrew Lesnie, está llena de paisajes visualmente atractivos y escenarios coloridos repletos de magia minimalista, que plasman los elementos visionarios de la Tierra-Media con gran esplendor. En otro aspecto, también hay que alabar la banda sonora original de Howard Shore, la cual sabe cuándo disparar las melodías auditivas hacia nuestros oídos en los momentos claves de la historia. 

Si a esos elementos le sumamos los impactantes efectos especiales, nos damos cuenta de que estamos en un territorio familiar, es decir, la Tierra-Media pero en su versión mejorada. Es difícil distinguir qué es tridimensional y qué es real; en mi opinión, algo verdaderamente excepcional. 

Encuentro que la mitología Tolkien es intrigante. La fantasía cobra vida de una manera significativa en cada una de sus historias aventureras. En este caso, la historia de "The Hobbit: An Unexpected Journey" corre de manera pasiva; y podría decir que los personajes, al ser pocos, algunos terminan siendo intrascendentes si se separan de los principales -Bilbo, Thorin, Gandalf- . Y aunque las ocurrencias de algunos de estos resaltan carcajadas, otras expresan seriedad. Creo que la aparición de algunos personajes en esta historia causarán sorpresas en los espectadores que conocen este mundo a fondo.

Me temo que esta película no funcionará para los fanáticos del libro, ya que al fin y al cabo, "The Hobbit" será una trilogía innecesaria que probablemente ha expandido su propia historia más allá. Esa prolongación se deja sentir con algunas distracciones argumentales en el comienzo de este filme. Peter Jackson apunta al blockbuster estrictamente comercial con el inicio de esta nueva trilogía, por eso las escenas se prolongan demasiado para exponer su desarrollo. 

The Hobbit: An Unexpected Journey es un viaje esperado que irradia entretenimiento, majestuosidad y asombro, para vencer su obstáculo más fastidioso: la lentitud argumental. Por encima de eso, sospecho que resultará para los amantes del mundo Tolkien; y para los no amantes, pues no resultará. Como soy amante de este mundo fantasioso en su forma cinematográfica, funcionó. Aunque esté disponible en 48fps (3D), la recomiendo en 24fps.

 7/10

0 comentarios:

Publicar un comentario