Lincoln (2012)


A medida que la Guerra Civil continúa haciendo estragos, el presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, lucha con la matanza continua en el campo de batalla ademas de enfrentarse con muchos dentro de su propio gabinete sobre la decisión de la emancipación de los esclavos. 


Duración: 2 hr. 29 min.
País: Estados Unidos
Director: Steven Spielberg
Guion: Tony Kushner (Libro: Doris Kearns Goodwin)
Reparto: Daniel Day-Lewis, Sally Field, Tommy Lee Jones, Joseph Gordon-Levitt, David Strathairn,

Opinión:

Después de varios años de estar en desarrollo pausado, Lincoln, de Steven Spielberg, es un drama histórico muy brillante; uno de los más serios en su extensa carrera. Éste expone con mucha sagacidad la historia de un hombre que, aparte de ser una figura política trascendental, era un hombre que quiso cambiar, y cambió, la historia de su país con un ejemplo de igualdad racial entre los ciudadanos. 

Con una aproximación política e histórica, éste biopic está construido específicamente para informar con tres grandes historias; primero, la decimotercera enmienda constitucional que abolía la esclavitud para siempre en los Estados Unidos, segundo, la pesadilla de la Guerra civil americana pero desde la perspectiva del Presidente Abraham Lincoln y, tercero, la preocupación de Lincoln ante ambas situaciones. 

Desde la Guerra Civil hasta las profundidades de la Cámara del Congreso, el film comienza mostrándonos un Abraham Lincoln (Daniel Day-Lewis) saludando a los soldados negros que combatieron en el frente y atendiendo asuntos de estado. Pero luego se enfrenta al convencimiento de senadores Demócratas y Republicanos, para la aprobación de la enmienda abolicionista de la esclavitud. Para mí el mensaje está claro en esa escena: Igualdad racial. Ese el tema central que mueve el esqueleto de la historia. 

Sospecho que Steven Spielberg quiere mostrar a Abraham Lincoln como "el presidente trabajador", preocupado por su pueblo y por el pensamiento de una época; y no el Presidente estoico que posa en las innumerables caracterizaciones que se muestran en los museos de cera, o en los secos libros históricos. 

Daniel Day-Lewis es Abraham Lincoln. Es más, llámame mentiroso pero se parece al verdadero Lincoln (mírale el rostro); y su voz tensa y fina, aunque no se sepa cómo hablaba, encaja con las características descriptivas de su persona. Como era de esperarse de este actor tan meticuloso, nos entrega otra interpretación que topa en las alturas de la perfección actoral. Ésta es una prueba más de que Lewis es uno de los actores contemporáneos más grandes en el negocio. Si Lincoln "estuviera vivo" y lo viera actuar de esa forma, probablemente estuviera envidioso de sí mismo. 

Este presidente legendario es presentado como un hombre de extrema paciencia, pensador, compresivo, y no teme en ejemplar sus ideales por el bien futuro de una nación. Es una figura emblemática con un pensamiento racional demasiado adelantado para su tiempo. El film nos enseña que su política influyó directamente en la política mundial actual. 

Lewis no está solo, aquí tenemos un reparto secundario encabezado por Tommy Lee Jones como el Republicano contradictorio Thaddeus Stevens, Sally Field como la Primera Dama Mary Todd Lincoln y David Strathairn como el Secretario de Estado William Seward; todos ellos dan una clase maestra de actuación; especialmente las escenas en que Jones es captado por la cámara cuando expresa los diálogos audaces de su discurso. 

Está espléndidamente fotografiada Y la dirección de arte capta el período con una ferocidad artística inigualable. Eso combinado con las poderosas interpretaciones, hacen sentir que se está viendo el pasado en movimiento y que los actores nacieron en el siglo XIX. Es como si dejaran el siglo XXI por dos horas de puro dramatismo realista. 

Algo que me agrada, es que éste es el tipo de drama biográfico que una vez terminado, te pone a buscar información sobre el tema. Y no es que los diálogos contengan la nota informativa, sino que son los personajes que nos motivan a buscar documentos políticos que hablen de lo acontecido. Es decir, se despierta la curiosidad por saber qué les sucedió a estos personajes en vida real. 

Lincoln no es solamente un ávido biopic, es una lección histórica placentera que capta el pensar de una era donde las ideas sociales estaban difusas por una dualidad partidaria. Con mucho entusiasmo, Steven Spielberg sobresale nuevamente con una película detallista que paga tributo a su patria y logra entretener al espectador. Una prueba de esto es la interpretación magistral de Lewis, quien no deja de hacernos creer lo que estamos viendo.


7/10

4 Comentarios

Click aquí para Comentarios
2 de enero de 2013, 20:27 ×

Siempre magistrales tus análisis. De Daniel Day-Lewis, que se ha conformado en uno de mis actores favoritos, solamente debo decirte que desde que lo vi en My Left Foot (1989), le di seguimiento. Su otro Oscar en "There Will Be Blood" (2007) es digno de alabanza, así como sus "In The Name Of The Father" (1993), "The Last Of The Mohicans" (1992) y la aclamada "Gangs Of New York" (2002) dan cuenta de su calidad actoral.

Responder
avatar
3 de enero de 2013, 14:53 ×

Gracias, es que quiero ser el mejor critico de Cine Dominicano en el futuro lol. Si, en realidad Daniel Day-Lewis es muy meticuloso a la hora de elegir los papeles protagónicos; Sabe que personajes quiere personificar y los vuelve reales. 'There Will Be Blood' y 'Lincoln' son las dos ultimas pruebas de eso.

Saludos!

Responder
avatar
2 de febrero de 2013, 12:22 ×

Estoy de acuerdo que Daniel Day-Lewis es un gran actor y hace una excelente interpretacion de Lincoln, pero la pelicula tiene mucho dialogo y la verdad me parecio aburrida. Esperaba algo mejor con mayor razon siendo de Spielberg. Francamente creo que no esta como para el Oscar, yo la verdad no la recomiendo.

Responder
avatar
Anónimo
Admin
7 de febrero de 2013, 18:17 ×

Vi Lincoln y pienso lo mismo. A medida que avanza se vuelve aburrida la historia! Lo unico que sobresale es la actuacion de Daniel Day-Lewis!

Responder
avatar