Lo Imposible (2012)


Un relato de una familia atrapada, con decenas de miles de extranjeros, en el caos de una de las peores catástrofes naturales de nuestro tiempo.


Duración: 1 hr. 54 min.
País: España
Director: Juan Antonio Bayona
Guion: Sergio G. Sánchez
Reparto: Naomi Watts, Ewan McGregor, Tom Holland, Geraldine Chaplin

Opinión:

Desde que el temerario océano se desborda y entra a la tierra, uno realmente siente que, lo que se está atestiguando en Lo Imposible, es verdaderamente aterrador. Me ahogué con lo que sería uno de los mejores dramas vistos del 2012 y, claro está, sin exagerar. 

Lo Imposible es una verídica recreación sobre uno de los terremotos más horrendos vividos por el hombre moderno. Juan Antonio Bayona, el hombre que nos trajo El Orfanato, en su segunda película como director, muestra unas habilidades excepcionales detrás de las cámaras, pues cada ángulo fílmico está maniobrado con mucha efectividad. Una prueba de esto se observa en la escenas de destrucción, donde el espectador siente que está dentro de la tragedia, dentro del agua, siendo golpeado por las violentas olas en cada segundo. Yo mismo me sentí víctima del maremoto. 

Y digo maremoto, porque este film retrata los eventos por el que pasó una familia que estaba vacacionando en Tailandia en el momento que sucedió uno de los peores desastres naturales de la historia. En esta familia tenemos al padre, Henry Bennett (Ewan McGregor); la madre, Maria Bennett (Naomi Watts); y sus tres hijos Thomas, Simon y Lucas (Tom Holland). Todos ellos juntos se separan ante la furiosa adversidad de la naturaleza y sólo una pizca de esperanza podrá reunirlos. 

Ewan McGregor y Naomi Watts son los ejes actorales de esta increíble historia, con unas interpretaciones tan magistrales como creíbles. Y aunque McGregor nos sumerge en su preocupación paterna, es la interpretación de Naomi Watts que es digna de alabanza. Estando malherida con el maquillaje convincente, sabe aplicarle el rostro asustado, melancólico y preocupado, a una mujer que está muriendo, pero que al mismo tiempo tiene deseos de vivir para encontrar a sus seres queridos. Por cierto, échale un ojo a Tom Holland, que debo destacar, resalta con una heroica interpretación como Lucas; un joven valiente y calculador que sin temor a la muerte protege a los que ama. El muchacho tiene presencia escénica. 

He aquí un drama realista, de esos que plantean cómo una tragedia humana es vencida, no por la fuerza de la naturaleza, sino por el instinto de supervivencia y una palabra llamada "esperanza"; algo que aprendimos como seres humanos, y que es lo último que se puede perder. 

Lo que vas a ver aquí y te va a dejar pegado en todo momento, son las secuencias catastróficas, diseñadas en CGI para impactar gravemente tus ojos, por supuesto, junto a las conexiones existenciales de los personajes principales. Todos ellos se buscan, están conectados en el mismo lugar, pero no se encuentran; es como si sus almas estuvieran atadas a las andanzas del tiempo. 

Bayona utiliza sus personajes para ejemplificar la supervivencia dramática de una familia completa dentro de un contexto cruel. Por otra parte, nos sabe retar emocionalmente con estos personajes desde el principio hasta el final; y aunque no se despegue de los hechos, su ejecución es muy real.

Lo Imposible es un drama de supervivencia magnificente que hace hasta lo imposible para hacerte creer que lo imposible puede ser posible, siempre y cuando el ser humano no quiebre su espíritu; tal y como lo dice la línea de la película: "Nada es más poderoso que el espíritu humano". Bayona, como director, se ha ganado mi respeto.


7/10