Pacific Rim (2013)


Cuando un ataque alienígena amenaza la existencia de la Tierra, los robots gigantes pilotados por seres humanos están desplegados para combatir la amenaza.


Duración: 2 hr. 11 min.
País: Estados Unidos
Director: Guillermo Del Toro
Guion: Guillermo Del Toro, Travis Beacham
Reparto: Charlie Hunnam, Idris Elba, Ron Perlman

Reseña
Por Yasser Medina

Incluso desde la apertura de Pacific Rim -que no desperdicia el tiempo- me di cuenta de que estaba viendo una película de "Gundam vs. Godzilla", pero con esteroides. Muchos esteroides. Y es porque, un cineasta maestro como Guillermo Del Toro, ha creado un entretenimiento blockbuster acelerado, el cual, a pesar de no haber sido tan anticipado, es uno de los más sorprendentes e ingeniosos de este año.

Esta película es un reto del género y Guillermo Del Toro lo sabe. Así que, básicamente, mezclando fórmulas del género y de atributos de otras películas como “Transformers” (un insecto delante de esta), de series de anime como “Neon Genesis Evangelion” y de videojuegos como “Zone of the Enders”, Del Toro, crea un universo cinematográfico con sus propias reglas que llega al punto de la intriga cuando explota las espectaculares escenas de acción, frente a la posibilidad de un inevitable apocalipsis dentro de la trama. 

Para ponerlo de esta manera, ya se ha visto "parte" de este tipo de cine; el denominado cine "Kaiju” de Japón (traducido como bestia extraña en japonés), pero nunca se había visto con la mezcla de elementos que muestra Pacific Rim. La innovación de Guillermo Del Toro juega sus cartas y paga tributo a ese cine con gran estilo. Aunque es una película veraniega inteligente por una parte y exagerado por la otra, es esa exageración lo que le da vida cuando, escena tras escena, las emociones se disparan con un alto nivel de tensión.

Pero claro que puedes contar con mi dinero para verla otra vez. Hay suficiente destrucción monstruosa para destrozar tus ojos con las increíbles peleas que suceden entre los "Jaegers" y los "Kaiju". Pero, ¿Qué son los Jaegers y los Kaiju? Déjame explicarte. Dichas peleas son fruto de un conflicto generado entre unos monstruos extraterrestres que invaden el planeta tierra (Kaiju). Cuando pasa eso, los humanos crean robots de combate para la batalla, llamados “Jaegers” ("Cazador" en alemán). Sin embargo, los eventos van de mal en peor, la esperanza se pierde y es ahí donde el general Stacker Pentecost (Idris Elba) reúne un equipo de pilotos expertos, encabezado por el ex-piloto, Raleigh Becket (Charlie Hunnam) y la aprendiz, Mako Mori (Rinko Kikuchi), para impedir la extinción de la raza humana.

Los personajes tienen poco desarrollo de personalidad, son muy convencionales, pero no me malinterpreten, no es que se necesite, sino que la historia y la estética que tiene la película, opaca completamente el tiempo para desarrollarlos, incluso Hannibal Chau, interpretado por Ron Perlman, carece de presencia escénica. La única que sobresale con un desarrollo emocional dentro de la historia es Mako. El resto de los personajes son soldados –caricatura- listos para "salvar el mundo", aunque cabe destacar que Idris Elba proporciona un par de líneas memorables con su férrea interpretación.

En cierto punto, este film concreta algo que he criticado en este tipo de películas; y es que, en la ciencia-ficción, cada vez que "una raza alienígena ultra inteligente invade el planeta tierra", recurren al cliché de salvarla desde la perspectiva norteamericana; aunque sean los protagonistas (y lo hagan), esta vez, no están solos, porque la acción transcurre en otros países y hay soldados de varias etnias del planeta que se unen en la lucha. Esta película muestra la "unidad" como su principal causa, enseñando que los humanos unidos pueden vencer cualquier obstáculo. Un movimiento muy astuto de Del Toro por mostrar un mundo totalmente “globalizado”.

Una de las atracciones principales de esta película son los vertiginosos efectos visuales (CGI), perfectamente construidos en cada una de las secuencias de pelea. Cada parte del cuerpo de los Kaiju y de los Jaegers parecen reales por el nivel de perfección visual que se le aplica. Al suceder esto, la película destapa momentos “Guau” indescriptibles para nuestros rostros.

Probablemente, Pacific Rim no agrade a todos los espectadores, sin embargo, si quieres ir al cine a ver monstruos gigantes contra robots gigantes destruyendo ciudades enteras, estás en tu opción. Es una película energética y ambiciosa que no se despega del asombro ni por un segundo. De Guillermo Del Toro solo puedo decir una cosa: necesito una secuela de Pacific Rim, ¡ahora!

7/10