Gravity (2013)


Astronautas tratan de regresar a la tierra después de que un accidente dejara en escombros su nave espacial, dejándolos a la deriva solo en el espacio.


Duración: 1 hr. 31 min.
País: Estados Unidos
Director: Alfonso Cuarón 
Guion: Alfonso Cuarón 
Reparto: George Clooney, Sandra Bullock

Reseña
Por Yasser Medina

En medio de la oscuridad, mientras abordaba la nave estelar con destino a Gravity, estaba en el vasto espacio donde nadie puede escuchar nada. Estaba solo. La parsimonia y el silencio me acompañaban. Cuando llegué a la película, mis ojos observaban el delirante prólogo y no tenía palabras para describir lo que vi. “Es un nuevo tipo de cine”, me dije; que alcanza el estatus de odisea del espacio en cada aspecto técnico del espacio sideral que la compone.

Para ser un poco más espontáneo, lo que trato de ilustrar es que ha sido una revelación alucinante a mi gusto por la ciencia-ficción; y debo admitir que mi reacción emocional fue bastante alta, ya que su trama es catártica, absorbente, hipnotizante. Tanto así que puedo asegurar, con toda firmeza, que esta es la obra maestra de Alfonso Cuarón, y ciertamente una de las mejores películas de ciencia-ficción jamás creada en la historia del cine moderno.

Quizá esa superioridad queda vertida por el armazón de aspectos que contiene la estética. De esa manera la exposición del argumento la convierte en un viaje caótico por el espacio con la sorprendente interpretación de Sandra Bullock, la cual ferozmente arruma la película con la mejor actuación de su carrera.

Y no necesitas saber del espacio para entenderla; solo recordar que es ficción y que los sucesos acaecen de forma acelerada y traumática. Todo comienza con los astronautas Matt Kowalski (George Clooney) y Ryan Stone (Sandra Bullock) reparando el telescopio espacial Hubble. Ambos se encuentran fuera del transbordador espacial Explorer mientras realizan la tarea de inspección. Todo va de acuerdo con el plan. Sin embargo, cuando en un momento determinado, el despiadado villano, la lluvia de debris (chatarra espacial) se acerca hacia su rumbo, enfrentarán el peligro inminente de sobrevivir en un ambiente donde nadie te puede escuchar, no te puedes equilibrar, la temperatura congela y no puedes regresar sin módulo espacial: el espacio exterior.

Este filme sigue el estilo suspendido que Alfonso Cuarón creó desde Children Of Men; donde los movimientos exagerados de cámara, las energéticas secuencias de destrucción y el pánico dramático en las escenas crean una atmósfera de desesperación. Gracias a esto, es el primer cineasta “en filmar y recrear impresiones en el espacio”. Es decir, la cámara que él dirige junto a su colaborador, Emmanuel Lubezki, es realista. Nos muestra el espacio en cada ángulo que lo compone, principalmente para manipular a la audiencia y que esta sienta parte de la contingencia vertiginosa de los astronautas desde una óptica objetiva y subjetiva.

En “Gravity” el espectador es protagonista del presuroso riesgo que implica deambular por el espacio exterior.

En otras palabras, nos proporcionan detalles sobre lo que pasaría si una catástrofe espacial de esa naturaleza sucediese en el espacio. Sobrevivir en el espacio es casi imposible, pero Gravity destapa algo diferente y es que, la naturaleza del espacio restringe todo tipo de función para sobrevivir. Es un clima muy hostil y la única pieza de salvación es improvisar. O sea, esta es una película sobre supervivencia. Y es súper, porque la actuación de Sandra Bullock es súper abrumadora con toda la audacia que revela, ya que de manera convincente nos arropa con su rostro henchido de espanto, con la angustia y con las pocas lágrimas de esperanza de sobrevivir que tiene su personaje. Y la metáfora reside ahí: en que la esperanza es lo último que se pierde, debido a la gran fuerza de perseverancia que nos hace seguir adelante para vencer la adversidad y darle sentido a la existencia.

Ahora bien, para todo hay un antes y un después; y si eso es así, Gravity es el punto cero en el uso de la tecnología 3D. La definición de 3D comienza aquí. Es la mejor película en 3D jamás creada, y Cuarón desglosa cada composición fílmica que la tecnología 3D le puede proporcionar. Cuando eso sucede, las escenas se comienzan a sentir reales bajo los hipnóticos efectos visuales en cada plano-secuencia. Y como varias de las escenas del espacio se divisan en primera persona (primer plano subjetivo), ahora sé que el espacio marea.

Es por esa razón que, aunque esté salpicada de trasfondos filosóficos y religiosos, es técnicamente impresionante, científicamente exagerada y visualmente deslumbrante.

Al final de la escapada, es un film del que se va a hablar por muchos años en el futuro, y no por la aproximación realista del espacio, sino por la originalidad técnica. Nos da una mirada profunda sobre cómo el aislamiento en el espacio reta la psicología del ser humano hasta llevar la mente a un estado de improvisación para subsistir. Por primera vez en mi vida he estado en el espacio... Bienvenidos a la revolución espacial del cine. Para vivir la experiencia, debes llenar tu tanque de oxígeno y verla en 3D.


8/10

2 Comentarios

Click aquí para Comentarios
Anónimo
Admin
30 de junio de 2015, 11:45 ×

La cinta no solo marca un nuevo éxito en la carrera internacional del mexicano Alfonso Cuarón, sino que también se convierte en una experiencia novedosa para el espectador por la tecnología que se implementó para su película.

Responder
avatar
13 de julio de 2015, 15:05 ×

Totalmente de acuerdo. La tecnología innovadora empleada en "Gravity", es la piedra angular su narratología.

Responder
avatar