Nymphomaniac (2013)


Una ninfómana auto-diagnosticada relata sus experiencias eróticas con el hombre que la salvó después de una paliza.


Duración: 1 hr. 58 min. (Vol.I) / 2 hr. 4 min. (Vol.II)
País: Dinamarca
Director: Lars Von Trier
Guion: Lars Von Trier
Reparto: Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgård, Stacy Martin, Shia LaBeouf, Christian Slater, Jamie Bell, Uma Thurman, y Willem Dafoe.

Reseña por
Yasser Medina

Es justo decir que, como los deseos de Lars Von Trier era exhibir la versión final de Nymphomaniac con una duración de cinco horas, considero que la evaluación cinematográfica que realizaré será desde la perspectiva de las dos películas como una sola.

¿Por qué? pues porque Nymphomaniac es un film visceral y provocativo que debe verse como una sola película. Comprende lo que sería la tercera y última parte de la trilogía de la "Depresión" que Von Trier inició con "Antichrist" y continuó con "Melancholia". Aunque hay disparidad en los conceptos fílmicos, la soledad, la tristeza y la misma depresión juegan un desenvolvimiento importante en los matices de este tipo de cine de arte. 

De hecho, nadie. Es lo que hace. Y es que, la excentricidad de Von Trier desnuda los juicios del cine para criticar la idiosincrasia humana en todo su contexto. Nymphomaniac (Vol.I y Vol.II) no es la excepción, y a pesar de que la película se vende como una odisea sexual, no lo es; sencillamente porque explora el mito de la liberación sexual sin temor a exponerse ante la verborrea de los moralistas. 

El preámbulo presenta, bajo la luz de una luna malvada y una noche fría, la vida de Joe (Charlotte Gainsbourg), una mujer que ha sido golpeada brutalmente en un callejón -no sabemos por qué-. Pero, encontrándose dolida y marginada, es ayudada por un señor llamado Seligman (Stellan Skarsgård), un intelectual (“todólogo”) que prácticamente sabe de todo: desde la biblia hasta la sucesión de Fibonacci.

En ese punto, mediante una conversación, Joe revela que ha sido diagnosticada como una ninfómana, cuya vida ha tenido una confrontación de aceptación en una población que repudia y esconde esos matices sexuales. Seligman, le cree, y ella, mostrando confianza, comienza una narrativa en voice-over con secuencias de flashbacks para narrar el vacío de su vida sexual desde la infancia hasta la adultez. 

Aquí es donde el genio de Von Trier entra en juego. El guion utiliza una estructura narrativa con saltos sin linealidad para narrar el argumento de Joe. Así, la película queda fragmentada por capítulos mientras Joe cuenta su historia. El Vol.I se desenvuelve en cinco capítulos para mostrar la lujuria de una joven Joe (Stacy Martin), mientras que el Vol.II utiliza tres capítulos para contar la decadencia de Joe adulta. 

Bajo un manto de humor negro, Von Trier deja dicho que, en nuestro mundo, los tabúes que causa el sexo, cura todos los problemas; pero así como los cura también los causa. Para lograrlo, enfoca la atención del primer plano cerrado y los close-ups en las escenas donde los actores tienen sexo explícito y cuando están dialogando filosofías. 

En el Vol.I, la interpretación de Stacy Martin deja de qué hablar. Su expresión aplica todos los atributos creíbles de la psicología del personaje. En el Vol.II, lo mismo pasa con Charlotte Gainsbourg; se convierte en una frívola hacedora de emociones. 

Este un film sobre el autodescubrimiento y la degradación mental de la mujer victimada por la misoginia, el candaulismo y la pedofilia. Esto sucede hoy en día cuando la falta de aceptación y supresión del deseo sexual conlleva al aislamiento de la mujer, ante un círculo que sacude y repudia los vetos por la falta de empatía. Las mujeres se han convertido en un objeto que simboliza el sexo en la sociedad contemporánea; y como eso hace y deshace los dilemas, Nymphomaniac (Vol.I, Vol.II) deja dicho que una liberación femenina se aproxima. 

Sospecho que para algunos espectadores Nymphomaniac será una película complicada y tosca de observar, pero para los costumbristas del cine de Lars Von Trier, será un plato oscuro donde el vigor de la sátira sexual es su mayor provecho.

7/10