Edge of Tomorrow (2014)


Un soldado luchando en una guerra contra extraterrestres se encuentra atrapado en un bucle de tiempo de su último día en la batalla, aunque él llega a ser mejor calificada en el camino.


Reseña por
Yasser Medina

“Vive. Muere. Repite.”

Con esas tres palabras Doug Liman (Go, Swingers, The Bourne Identity) nos vende la idea de Edge of Tomorrow; donde Tom Cruise tiene que morir y vivir miles de veces en un campo de guerra para lograr un propósito determinado. Y debo admitir que se puede comprar, ya que sin lugar a dudas, es el mejor blockbuster del verano.

De hecho, esta es una prueba más de que en los últimos 15 años Tom Cruise se ha convertido en un cazador de taquilla con sus películas de acción/ciencia-ficción. Es lo que hace. Sin embargo, en este caso hace Source Code, Starship Troopers y Groundhog Day en la misma película, pero con mutaciones.

En un futuro donde la humanidad se enfrenta a una raza alienígena, las fuerzas deciden enviar a William Cage (Tom Cruise), un soldado sin entrenamiento que se da cuenta de que ya había muerto y había vivido lo sucedido en el campo de batalla. En medio de los déjà vu, conoce a Rita Vrataski (Emily Blunt); una soldado élite que le explicará el dialelo de lo que sucede y lo que está por suceder.

En esos momentos Cruise y Blunt se complementan en pantalla. Sin caer en los clichés de Hollywood, sus actuaciones poseen química en cada plano, y sus personajes hacen que uno mismo sienta curiosidad para saber hasta dónde llegará este argumento.

De esa manera, el guion mantiene una trama donde los personajes carecen de trasfondo y se apoyan en los diálogos para explicar lo que pasa. Así, cuando Cruise habla y predice los sucesos, ya sabemos que ha muerto y que ha vivido miles de veces para llegar a esa escena.

Por eso el montaje es acelerado, y configura el ritmo de las escenas para mantener el bombillo encendido cada vez que Cage muere y se presenta una nueva variante. Es la incertidumbre de saber qu
é pasará en el mañana lo que hace que el film sea ingenioso. Además deja dicho que: Antes del hecho es después del hecho.

Sin embargo, aunque la cronología de las escenas está fragmentada y parezca repetitiva, el truco está en que cada vez que avanza surge una disyuntiva que causa un déjà vu en casi todas las escenas, pero con consecuencias alteradas durante las elipsis. 


Edge of Tomorrow es dinámica y para ser el Día D de la ciencia-ficción este año no deja escapar un solo detalle. La carga de acción, efectos visuales, humor y actuaciones satisfactorias me hicieron el: Vive. Mira. Repite. Oh, sí que entretiene; y se puede ver múltiples veces.



Ficha técnica:
Duración: 1 hr. 53 min.
País: Estados Unidos
Director: Doug Liman
Guion: Christopher McQuarrie, Jez Butterworth
Reparto: Tom Cruise, Emily Blunt, Bill Paxton

7/10