Gone Girl (2014)


Una mujer desaparece misteriosamente en el día de su aniversario de boda. Basada en la novela, "Gone Girl".


Reseña por:
Yasser Medina

Desde el momento que Amy Elliot-Dunne (Rosamund Pike) desaparece, y su marido, Nick Dunne (Ben Affleck) es el sospechoso número uno de su desaparición, me di cuenta de que, Gone Girl, es un thriller psicológico donde hasta el matrimonio es un juego endiablado de psicópatas.

Y es un juego que David Fincher (Se7en, The Girl With The Dragon Tattoo) domina a la perfección con Jeff Cronenweth (fotografía), Kirk Baxter (montaje) y Trent Reznor y Atticus Ross (banda sonora). Por eso, esta adaptación de la novela best-seller de Gillian Flynn, comienza con una atmósfera de ansiedad que cuestiona lo sucedido con la relación de los personajes principales, quienes han sido victimados por las mentiras.

Nick y Amy son una pareja de escritores que viven la decadencia rutinaria del matrimonio. Hasta el día de su quinto aniversario donde, Nick, encuentra que su esposa se ha ausentado. La policía halla sangre en la casa. Piensan en secuestro, en homicidio. Solo las pistas y los rastros de violencia en la casa detonan la investigación. Todo el mundo la busca. Y la paranoia por doquier hace que los policías y los medios de comunicación aplasten la imagen de Nick para comenzar las sospechas.

Gracias a eso, Flynn desintegra los matices del género del suspenso al no permitir la predicción de la cronología de la trama. Y aunque la estructura del guion es no-lineal, con narración en voice-over y flashbacks entre las escenas, se fragmenta en dos perspectivas, para retar a la audiencia a pensar: ¿Cuál de las dos versiones es la verdadera? ¿Por qué ella desapareció? Y más que nada, ¿qué se esconde detrás de los hechos?

Muchas preguntas con pocas respuestas. Sin embargo, se contestan con las camaleónicas actuaciones de Ben Affleck y Rosamund Pike. Ambos, en el pico de sus carreras como actores, exprimen sus emociones y son perversos sin la necesidad de exagerar.

Por esa razón, el mundo de Gone Girl está plagado de excentricidades, donde irónicamente las mentiras son las únicas verdades escondidas dentro de los secretos. Todos son víctimas de las apariencias y el autoengaño. Es un espejo del cinismo y la hipocresía de nuestra sociedad; especialmente la de los medios de comunicación, el sistema judicial, las ideologías feministas, la misoginia y las relaciones humanas, cuando se ven afectadas por la recesión económica.

Y la vería otra vez. Fincher utiliza el misterio para transformar la inteligencia de la trama con una energía sorprendente. De hecho, hubo secuencias en las que Gone Girl me dejó con la boca más abierta que un cráter, al tener una puesta en escena provocativa que muestra la otra cara del matrimonio, ésa que se oculta entre las sombras de la ignominia.

Ficha técnica:
Duración: 2 hr. 25 min.
País: Estados Unidos
Director: David Fincher
Guion: Gillian Flynn
Reparto: Ben Affleck, Rosamund Pike, Tyler Perry, Carrie Coon, Neil Patrick Harris


8/10