Nightcrawler (2014)


Cuando Lou Bloom, un hombre impulsado y desesperado por trabajo, se adentra en el mundo del periodismo criminal de Los Ángeles, difumina la línea entre el observador y participante para convertirse en el protagonista de su propia historia. Ayudándole en su esfuerzo esta Nina, una veterana de noticias de TV.


Reseña por
Yasser Medina


Nightcrawler es un thriller inteligente con una primicia que va directo al grano: Lou Bloom (Jake Gyllenhaal), un desempleado astuto con cara de drogadicto, se da cuenta que la faena de filmar los crímenes con una cámara deja dinero. Así, comienza una rutina de merodeador noctívago en la ciudad de Los Ángeles persiguiendo una clase de periodismo totalmente perjudicial para la obsesión.

El caso es que debe rodar las escenas de accidentes, tiroteos, heridos o allanamientos para vender el video a los noticieros de TV de la productora, Nina Romina (Rene Russo); pero Lou quiere cada vez más. Y lo que comienza como un depravado ejercicio de observación, lo lleva a convertirse en protagonista de la historia que está filmando con unos resultados muy, pero muy fatales.

Pero, ¿Qué lo lleva a actuar así? Esa es la pregunta, porque hay algo raro con él. Algo muy extraño. Aunque es un maldito loco y carece de escrúpulos, 
este tipo está obsesionado con el reconocimiento. Es factible que un pasado traumático haya influido en su actual condición. De hecho, un breve plano de inserto revela que probablemente toma drogas, además de padecer un trastorno obsesivo-compulsivo que lo mantiene encendido como una linterna. 

La versatilidad de Jake Gyllenhaal actuando no tiene límites. Anota una interpretación camaleónica; una de las mejores en toda su carrera. Nos muestra la psicología de un individuo -compleja por fuera y macabra por dentro-, cuya indiferencia lo lleva a los extremos con tal de obtener lo que quiere en el negocio de grabar víctimas ensangrentadas. 


Y va de aquí para allá bajo una fotografía atractiva de Robert Elswit. Así de simple, Dan Gilroy, en su primer film dirigiendo, hace un trabajo excepcional tanto en el guion como detrás de cámaras. Nunca deja de encendernos la curiosidad con las escenas y juega con los diálogos -afilados- para dejarlos fluir. 

De ese modo transmite la alegoría hacia los noticieros de TV y la manipulación de la información en una sociedad cada vez más envilecida o mejor dicho, perversa cuando los hechos son inventados por un sociópata en una película con un estilo cercano al de “Taxi Driver”, de Scorsese y “Network”, de Lumet.

Creo que pocos olvidarán el concepto, y las personas que vean Nightcrawler lo pensarán dos veces antes de creer las mentiras difundidas por los noticiarios; porque aun siendo entretenida, su mundo nocturno mantiene la inquietud de lo que está sucediendo con una narrativa muy efectista.


Ficha técnica:
Duración: 1 hr. 57 min.
País: Estados Unidos
Director: Dan Gilroy
Guion: Dan Gilroy

Fotografía: Robert Elswit
Música: James Newton Howard
Reparto: Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Bill Paxton



7/10