Clouds of Sils Maria (2014)


Una veterana actriz se encuentra cara a cara con una reflexión incómoda de sí misma cuando ella está de acuerdo en participar en un renacimiento de la obra que lanzó su carrera hace 20 años.



Reseña por
Yasser Medina

El director Olivier Assayas (Clean, Irma Vep, L'heure d'été) deja una cosa bien clara desde que comienza "Clouds of Sils Maria": observar el fundido a negro y no dejarse cegar por la elipsis. Y es porque, precisamente, ahí se fundamenta la inteligencia de la película una vez que esos enlaces descifran el enigma de las soberbias actuaciones de Juliette Binoche y Kristen Stewart (qu
é gran sorpresa).

Pues, en un abrir y cerrar de ojos, se complementan bajo una especie de química elegante que tiene como fin exteriorizar la metáfora de los avatares de la fama y las discusiones que se dan en la vida de Maria Enders (Juliette Binoche) y su fiel asistente, Valentine (Kristen Stewart).

Lo cierto es que Enders es una actriz de renombre que se encuentra en el pináculo de su carrera y necesita volver a la grandeza del éxito para satisfacer a su ego. Inclusive antes le llovían contratos, pero ya no. En el pasado, siendo joven actriz, actuó en la obra Maloja Snake, tanto en su versión fílmica como teatral. La obra trata sobre la tormentosa relación entre una mujer joven y una mujer adulta. En esa época Enders interpretaba a la joven.

Sin embargo, ahora con el paso de los años, la veteranía la lleva a actuar en la misma obra pero en el papel de la mujer adulta, y eso la pone a nadar en el mar de la nostalgia para enfrentar la vejez que rodea su vida como actriz.

Hasta ese punto, la película parece el reflejo de "All About Eve" y "Persona" con una intensidad que presenta el embrollo psicológico que les sucede a las protagonistas.

Además, estos temas de mujeres al borde de la paranoia son recurrentes en la filmografía de Assayas. Si nos fijamos bien, en esta historia las féminas sucumben ante la caída de su psicología para escenificar los ánimos de dependencia y de obsesión que envuelve su histrionismo.

Esto evidentemente es enmarañado, pero con una estética inteligente en casi todos los encuadres; debido a que el guion de Assayas utiliza el arreglo argumental metanarrativo (con diálogos dentro de diálogos y actuaciones dentro de actuaciones) para enfatizar los altibajos de las celebridades en la industria del cine y del teatro. O sea, en otras palabras, esto es cine dentro del cine sobre el cine.

Y sea como se vea, exhibe las consecuencias de las banalidades de la fama con todos los arrastres de ansiedad e inseguridad, los efectos del paso del tiempo en una actriz y la delgada línea de ficción y realidad que existe cuando la actriz escenifica doblemente lo que actúa mientras actúa. Y, en efecto, son esos elementos cautivadores que ponen a volar la película por las nubes del cine dramático.

Ficha técnica:
Duración: 2 hr. 13 min.
País: Francia
Director: Olivier Assayas
Guion: Olivier Assayas
Fotografía: Yorick Le Saux
Reparto: Juliette Binoche, Kristen Stewart, Chloë Grace Moretz, Johnny Flynn


7/10