The Walk (2015)


En 1974, el artista de la cuerda floja Philippe Petit, recluta un equipo de personas que le ayudar
án a realizar su sueño: recorrer el inmenso vacío entre las torres del World Trade Center.

Reseña por
Yasser Medina

Cuando Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt) está a punto de hacer que uno se sienta intrigado con su determinación suicida de atravesar las Torres Gemelas sobre la cuerda floja, sabemos que The Walk despega alto. Y despega alto porque es una película emocionante que se agarra de la maravilla visual de una hazaña increíble para hacernos sentir el pánico de caminar sobre el vacío. Pero probablemente no fuera posible sin la actuación de Joseph Gordon-Levitt, quien se mete en la piel de Petit y nos da la sensación de encontrarnos con él en medio del peligro.

La asombrosa proeza de Philippe Petit en la ciudad de Nueva York ha sido tan famosa, que con los años ha alcanzado un estatus de leyenda. Por eso con esta película, basada en hechos reales, Robert Zemeckis (Forrest Gump, Cast Away, Flight) quiere balancear ambas miradas dramáticas: por una parte, la vida de Petit como un artista perseverante que no se quiebra ante nada; y por la otra, como un homenaje de nostalgia hacia las Torres Gemelas.

Pero Zemeckis usa rápidamente sus artimañas narrativas para presentar el acto fantástico. Mantiene el equilibrio exacto entre el entretenimiento y el drama biográfico para contar la historia. Siempre rompiendo el cuarto muro para acercar la película a un estilo de documental cuando el protagonista está narrando. De ese modo, Petit siempre nos acompaña con su narración en voice-over. Es nuestro guía y dialoga con nosotros.

En 1973, Philippe es un equilibrista francés que se gana la vida en las calles de París haciendo actos de malabarismo en la cuerda floja. Piensa que tiene el mundo por delante y tiene grandes ambiciones.

En ese entonces al ver y analizar una foto de las Torres Gemelas en una revista, se propone cruzar ilegalmente entre los techos de las Torres a través de un cable de acero. Pero para eso necesita -como él mismo les dice- cómplices que tengan habilidades específicas para preparar el evento. Así conoce a su maestro Papá Rudy (Ben Kingsley), a su pareja Annie (Charlotte Le Bon) y a otros tipos tan locos como él para ayudarlo a cumplir su sueño de pasear por los extremos del World Trade Center.

Lo que vemos aquí es la vida extraordinaria de un individuo soñador que haría lo que sea con tal de convertir su sueño en realidad. Esto es la metáfora del esfuerzo humano y la motivación que lo incita a realizar tareas imposibles. Por eso Petit es un tipo atrevido que se deja seducir por la obsesión para llevar a cabo sus acciones y así intentar tocar los límites del cielo. Aun así es ineludible tener empatía hacia su carisma, porque el estudio del personaje es fascinante cuando rompe los estereotipos y las leyes para decirnos que cada sue
ño comienza con un simple paso.

Ahora bien, la película logra ser una experiencia vertiginosa que se disfruta de principio a fin. Asimismo es grandiosa en la escala técnica, ya que la reproducción digital de las Torres Gemelas y de la ciudad de Nueva York en los años 70’ es totalmente genuina.

La cosa es que Zemeckis, quien también es un experimentador de los efectos visuales CGI en sus películas, transforma el espectáculo de cada una las escenas con secuencias en 3D que abren los ojos y detienen el corazón cuando sentimos el vértigo de cruzar sobre Manhattan por un cable a más de 1.300 pies de altura mientras las ráfagas de viento están locas por lanzarnos al suelo.

Cabe resaltar que el recorrido real de Philippe Petit nunca se filmó. Solo hay un puñado de fotografías sobre el acontecimiento. Y no estábamos ahí, pero lo bueno de las películas es que nos trasladan a los espacios de lugares inimaginables. En esta película la emoción de estar subidos en una cuerda al borde de un abismo consigue un efecto tan real, que podría marear a los espectadores con miedo a las alturas y emocionar a los osados.

Ficha técnica:
Duración: 2 hr. 03 min.
País: Estados Unidos
Director: Robert Zemeckis
Guion: Christopher Browne, Robert Zemeckis
Música: Alan Silvestri
Fotografía: Don Burgess
Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Ben Kingsley, Charlotte Le Bon, James Badge Dale


7/10