Si la colonia hablara (2018)

Esta película de Jenkins, basada en la novela de James Baldwin, posee un estilo visual precioso, así como un comentario urgente sobre la injusticia y el racismo, pero no tiene suficiente pujanza emocional. Automáticamente me traslada al período. Noto interesante la historia de la joven afroamericana de Harlem embarazada que lucha junto a su familia para demostrar la inocencia de su pareja; un tipo que por ser afroamericano ha sido injustamente encarcelado. De allí sale una tremenda de Regina King como la madre angustiada por la situación de su hija. Pero me quedo impasible ante lo que pasa. El romance melodramático se traga mi atención. La analepsis es cansina, al igual que la música. Me canso de ver a los protagonistas charlando en las calles, o cuando se miran en la sala de visitas de la prisión. Siento que no hay tanta profundidad con estos personajes. Anticipo fácilmente el resultado de que el hombre negro va a terminar preso para compensar la lectura sobre las interminables injusticias y los prejuicios raciales existentes en la sociedad norteamericana, algo que me han contado demasiado en esta década. Es demasiado idealista e ingenua para mi gusto.

Calificación: 6/10

0 comentarios:

Publicar un comentario