Bumblebee (2018)


Esta película de la saga de los Transformers dirigida por Travis Knight, que es una especie de precuela y de spin-off de las cinco cintas anteriores dirigidas por Bay, en un principio supone para mi una ligera bocanada de aire fresco cuando noto de inmediato que la historia de mayoría de edad que presenta se ambienta en la memorable época de los 80, con una protagonista muy bien interpretada por Hailee Steinfeld, una banda sonora repleta de canciones ochenteras inolvidables, las referencias de la cultura pop y hasta los sonidos clásicos de los Autobots y los Decepticons cuando se transforman. Sin embargo, en el trayecto me invade un aburrimiento prolongado cuando se desarrolla la trama de la joven solitaria, rebelde y dominante que entabla una amistad con el pequeño hermano de los Autobots que cae del cielo, a pesar de que eso funciona en parte para componer una lectura interesante sobre la amistad, la independencia femenina y los vínculos familiares. De nada sirve que cambien algunos factores de la fórmula, pues atraviesa los mismos terrenos narrativos que estoy cansado de ver; como el patético soldado de cabecera de John Cena, el estúpido amigo de aventuras interpretado por Jorge Lendeborg (me irrita su ingenuidad), los combates estruendosos entre Bumblebee y los Decepticons, la predictibilidad recalcitrante que borra cualquier rastro de sorpresa. Sufre demasiado del síndrome Spielberg. Es un blockbuster con buenas intenciones, pero se queda corto a la hora de ofrecer un producto que sea emocionante.

Calificación: 5/10

0 comentarios:

Publicar un comentario