Familia al instante (2018)


Admito que esta comedia dramática de Sean Anders tiene buenas intenciones cuando toca el tema del sistema de adopción y la crianza temporal desde la óptica de una joven pareja norteamericana de clase media que anhela criar los niños que nunca tuvieron y experimentar las responsabilidades parentales para provocar la envidia de los vecinos. Para lo que se describe en el argumento, ellos están correctamente interpretados por Mark Wahlberg, Rose Byrne, la joven Isabela Moner y otros dos cuyos nombres no recuerdo, pero sus personajes se sienten artificiosos, triviales y caen rendidos ante la indulgencia que solo busca promover el discurso de la inclusión familiar. Durante dos largas horas que avanzan a un ritmo mecánico, ellos agotan mi paciencia y me canso de verlos asistiendo a las reuniones de los posibles padres adoptivos, discutiendo las problemáticas comunes que supone la educación familiar, cuidando a los traviesos niños y a la adolescente rebelde que se niega a olvidar el pasado. La comicidad ni el sentimentalismo calculado nunca llega a atravesar la pantalla, aunque entretiene una peculiar escena en el instituto y la presencia enérgica de la abuela Sandy que interpreta Margo Martindale. Su rasgo más destacable radica en la manera en que habla de la importancia de los vínculos familiares y las vicisitudes de la paternidad, a pesar de que los desarrolla con cierta ligereza. El resultado es demasiado azucarado para mi gusto.

Calificación: 5/10

0 comentarios:

Publicar un comentario