Mi desconfiada esposa (1957)

Sinopsis:  Mike Hagen es un periodista deportivo y Marilla Brown Hagen, una diseñadora de moda de éxito. A pesar de que pertenecen a mundos muy distintos, tras una breve y apasionada relación se casan. Poco después de la boda, la convivencia provocará conflictos que ponen de manifiesto las enormes diferencias que existen entre ellos.

Ficha técnica
Título original: Designing Woman
Año: 1978
Duración: 2 hr 07 min
País:  Estados Unidos
Director: Vincente Minnelli
Guion: George Wells
Música: Andre Previn
Fotografía: John Alton
Reparto: Gregory Peck,  Lauren Bacall,  Dolores Gray,  Tom Helmore
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película 

Esta comedia romántica de Minnelli me resulta muy placentera cuando trata a fondo la crisis conyugal entre un periodista deportivo y una diseñadora de moda. La protagoniza Gregory Peck y Lauren Bacall, y ambos están maravillosos cuando los personajes que interpretan se ven implicados en unos conflictos maritales bien gordos que los ponen a divagar entre las mentiras piadosas, los celos más impertinentes y las enormes diferencias que ponen al matrimonio en jaque. En la cotidianidad de ellos se pone de manifiesto un melodrama muy apacible que disfruto enormemente con el estilo visual de Minnelli, en unas escenas rodadas casi en su totalidad en planos generales, de las que se extraen momentos antológicos, como la pelea de boxeo que molesta a la esposa, el desfile de moda atestado de un hedonismo que incomoda al marido, la fiesta del miércoles por la noche donde colisionan dos mundos incompatibles de la estratósfera social, los instantes de recelo en los restaurantes con mesa para cuatro donde se sospecha de un triángulo amoroso, los atrevidos números musicales que hacen alusión al cine del director, sobre todo durante la secuencia de la riña final en el callejón en la que se resuelve el problema con los puños y la danza (los bailes de Jack Cole son estupendos). Para contarlo se recurre a un sutil racconto que se narra desde la perspectiva de cuatros personajes que relatan todo con la voz en off, a lo largo de un metraje de dos horas que en pocas ocasiones pierde el ritmo. Se destaca también el ampuloso diseño de producción, el elegante vestuario, los colores que tiñen de viveza la puesta en escena. Es una película desopilante, estilosa y muy entretenida.

0 comentarios:

Publicar un comentario