Espera la oscuridad (1967)

Sinopsis: Una mujer cegada recientemente está aterrorizada por un trío de matones mientras buscan una muñeca rellena de heroína que creen que está en su departamento.

Ficha técnica
Año: 1967
Duración: 1 hr 48 min
País: Reino Unido
Director: Terence Young
Guion: Robert Howard-Carrington, Jane Howard-Carrington
Música: Henry Mancini
Fotografía: Charles Lang Jr.
Reparto: Audrey Hepburn, Alan Arkin, Richard Crenna, Efrem Zimbalist Jr., Jack Weston,
Calificación: 7/10


Crítica breve de la película

Conociendo la predilección que tengo por el género del suspense, me siento en mi sala oscura a ver esta película de Terence Young e inmediatamente me veo absorbido por la presencia de Audrey Hepburn y por una trama hitchcockiana afilada como un cuchillo de sierra. Adaptada de la obra teatral de Frederick Knott, consigue ponerme en un estado de tensión al retratar el argumento de una mujer que recientemente se ha quedado ciega y se ve aterrorizada por un trío de rufianes que necesitan hacerle la vida imposible para buscar una muñeca que supuestamente contiene algo valioso. En esos instantes visualizo un reparto tremendo encabezado por Audrey Hepburn como la vulnerable y astuta Susy Hendrix, Richard Crenna como el dudoso Mike Talman y Alan Arkin como el siniestro y amenazador villano de gafas oscuras y chaqueta negra de cuero llamado Roat. Con ese MacGuffin sobre la mesa y al confinar a los personajes mayormente en una sola locación (el apartamento de la protagonista), se crea un relato siniestro, intrigante, claustrofóbico a perpetuidad, en el que Young recurre a las modalidades del plano medio, a la iluminación, al punto de vista, al sonido diegético y la música punzante para reforzar las sospechas de Susy cuando recibe a los villanos sin darse cuenta y comienza a sospechar de que algo anda mal. Las escenas, a pesar de ser largas, preservan el ritmo hasta la climática confrontación final en la oscuridad de la cocina, momento en el que me hallo atado a mi asiento sin posibilidad alguna de ir a ningún sitio al ver a la pobre Susy acorralada. Puede que la abundancia de exposición impida el desarrollo de algunos personajes, pero no deja de ser, a mi juicio, un thriller verdaderamente chocante.

0 comentarios:

Publicar un comentario