La ceniza es el blanco más puro (2018)

Sinopsis: En 2001, la joven Qiao está enamorada de Bin, cabecilla de la mafia local de Datong. Cuando Bin es atacado por una pandilla rival, Qiao se defiende y dispara varias veces. Es condenada a cinco años de cárcel. Tras cumplir su pena, Qiao busca a Bin e intenta volver con él. Pero él no quiere seguirla. Diez años más tarde, en Datong, Qiao sigue soltera y ha salido adelante manteniéndose fiel a los valores de la mafia. Pero Bin, cansado de la vida, regresa buscándola, a la única persona a la que ha amado...

Ficha técnica
Título original: Ash is Purest White (Jiang hu er nv)
Año: 2018
Duración: 2 hr 16 min
País:  China
Director: Jia Zhangke
Guion: Jia Zhangke
Música: Lim Giong
Fotografía: Eric Gautier
Reparto: Zhao Tao, Liao Fan, Xu Zheng, Casper Liang, Feng Xiaogang,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


A mi juicio, La ceniza es el blanco más puro constituye otra película del director chino Jia Zhangke sobre gente que transita por provincias chinas para subrayar los efectos terrenales de la globalización en la contemporaneidad del país, algo que ha contado durante casi toda su filmografía en películas como El mundo, Ciudad 24, Un toque de pecado y la excelente Naturaleza muerta, y que en esta ocasión sirve de punto de referencia para erigir metáforas sobre la realidad política alrededor de unos protagonistas muy bien interpretados por su actriz recurrente, Zhao Tao, y también el estupendo Liao Fan. Con esos intérpretes, narra la historia de la joven Qiao, una muchacha que está enamorada y termina junto a Bin, el jefe de una mafia local de la región de Datong. Como pareja, gozan de una posición privilegiada, de mucho poder, respetada por otros criminales de las Tríadas y se pasan los días en disfrutando en fiestas o jugando mahjong. Pero todo esto llega a su fin cuando Qiao se sacrifica para salvarle el pellejo a Bin y es sometida a la justicia por la posesión de un arma ilegal. A partir de ese momento la cinta toma un rumbo imprevisto describiendo la travesía de Qiao y Bin a lo largo de diecisiete años, recurriendo a la elipsis, para describir, con un meticuloso control compositivo, la existencia fuera de campo del crimen organizado en determinadas localidades (incluso en segundo plano se menciona implícitamente su presencia en las plantas de carbón del gobierno), los cambios socioeconómicos y los dilemas de las relaciones humanas. Reflexiono cuando su proeza formal se vale de colores para simbolizar cosas como la traición, el crecimiento, la esperanza y el entendimiento. Tiene atmósferas bellísimas y una banda sonora atrayente de Lim Giong. Es un melodrama contenido, melancólico y muy intimista. 

0 comentarios:

Publicar un comentario