Yesterday (2019)


Por más que admire y disfrute religiosamente el cine de Danny Boyle, no puedo remediar el hecho de que su última película, titulada 'Yesterday', me deje aburrido. La película, sostenida por los géneros de la comedia romántica y la música, construye una ucronía que, admito, es original, y el concepto me contagia en ciertas escenas, pero se vuelve un poco reiterativa. A la media hora siento que no va para ninguna parte. Escrita por un guion de Richard Curtis, narra la historia Jack Malik, un cantante y compositor que aspira a ser un gran músico para dejar de trabajar en un supermercado. Su amiga de toda la infancia, Ellie Appleton, lo alienta a no renunciar a sus sueños. Un día, Jack termina siendo atropellado por autobús luego de que un apagón global borrara también parte de la historia. Cuando Jack se recupera se da cuenta de algo más escabroso cuando, al cantar para sus amigos "Yesterday" de The Beatles, descubre que nunca han oído hablar de ellos. A partir de allí, se entrena en el arte del oportunismo (cualquiera que trabaje en un supermercado haría lo mismo) y comienza a componer las canciones de The Beatles para garantizar así su ascenso meteórico en la industria musical. La premisa puede parecer ingeniosa, pero deja interrogantes que solo sirven para complementar la fábula del absurdo y lecturas sobre los claroscuros de la fama, la atemporalidad de la música y las quimeras de los olvidados, abandonando de paso el desarrollo de los personajes para ceder el paso al relato convencional. La química entre Himesh Patel y Lily James es minúscula. El humor es muy blando. Algunos números musicales me parecen encantadores con las canciones los Beatles, al igual que algunos planos atractivos, pero la narrativa es tibia. Le falta la energía que caracteriza el estilo de Boyle.

Calificación: 6/10

0 comentarios:

Publicar un comentario