La noche de las nerds (2019)

Sinopsis: Dos excelentes estudiantes y grandes amigas, en la víspera de su graduación de su instituto, de repente se dan cuenta de que podrían haberse esforzado algo menos en clase y haberse divertido más. Así que deciden hacer algo al respecto para compensar tanto estudio y tan poca diversión: recuperar los años perdidos en una noche loca.

Ficha técnica
Título original: Booksmart
Año: 2019
Duración: 1 hr 42 min
País: Estados Unidos
Director: Olivia Wilde
Guion: Emily Halpern, Sarah Haskins, Katie Silberman, Susanna Fogel
Música: Dan Nakamura
Fotografía: Jason McCormick
Reparto: Kaitlyn Dever, Beanie Feldstein, Lisa Kudrow, Jason Sudeikis, Jessica Williams,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


El debut como directora de Olivia Wilde, titulado Booksmart, consigue emocionarme mucho con la historia de las dos amigas que se van de fiestas en la noche previa a su graduación. Es una comedia de mayoría de edad que, para mi gusto, resulta divertida, alocada, cautivadora, añadiendo cierta solidez a los elementos que componen el género. Comienza narrando las desventuras de Amy y Molly, dos jóvenes estudiantes que se dan cuenta de que, por haber desperdiciado tanto tiempo centrándose en las clases de la escuela, se han perdido de toda la diversión de las fiestas juveniles. Para remediarlo deciden ir a la fiesta de un tal Nick, lugar donde los demás compañeros están disfrutando de la noche haciendo cosas muy salvajes para subirla a las redes sociales. En la travesía surgen inconvenientes que hacen que la narración sea muy fluida, sobre todo en las escenas en que pasean por el yate de un niño rebelde, la fiesta de disfraces en una mansión en la que prueban una droga tan fuerte que se sienten como muñecas, un hilarante encuentro con un repartidor de pizzas muy siniestro, la mega fiesta en la que aprenden a valorar lo que tienen y a comprender sus sentimientos más intrínsecos. A pesar de la exposición, todos los personajes están estupendamente desarrollados retratando los estereotipos actuales de la generación de los post-millennials, sobresaliendo las maravillosas Amy y Molly que respectivamente interpretan con mucha química Kaitlyn Dever y Beanie Feldstein, dos actrices desconocidas que logran hacerme reír y hasta derramar algunas lágrimas con sus ocurrencias. Las protagonistas le sirven a Wilde para trazar un afilado comentario sobre la amistad, la sexualidad, las inseguridades y los dilemas de la adolescencia, con una sutileza que en ningún momento deja de preservar el ritmo, los personajes vigorosos ni el sentido de ironía de los diálogos de ese guion tan sólido. Es una comedia de mayoría de edad tremendamente entretenida. 

0 comentarios:

Publicar un comentario