El caso de Richard Jewell (2019)

Sinopsis: Richard Jewell era un guardia de seguridad en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, el cual descubrió una mochila con explosivos en su interior y evitó un número mayor de víctimas al ayudar a evacuar el área poco antes de que se produjera el estallido. En un principio se le presentó como un héroe cuya intervención salvó vidas, pero posteriormente Jewell pasó a ser considerado el sospechoso número uno y fue investigado como presunto culpable.

Ficha técnica
Título original: Richard Jewell
Año: 2019
Duración: 2 hr 10 min
País: Estados Unidos
Director: Clint Eastwood
Guion: Billy Ray
Música: Arturo Sandoval
Fotografía: Yves Bélanger
Reparto: Paul Walter Hauser, Sam Rockwell, Kathy Bates, Jon Hamm, Olivia Wilde,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


Basada en hechos reales, 'Richard Jewell', la nueva película de Clint Eastwood, cuenta una historia muy insólita que me cautiva durante dos horas al retratar a un individuo verdaderamente honesto cuya vida es convertida en un infierno por los prejuicios desatados por la presión mediática y la ineptitud de las autoridades gubernamentales estadounidenses que supuestamente representan la ley y el orden mientras hacen todo lo contrario para investigar un caso. Relata el drama de Richard Jewell, un guardia de seguridad que trabaja en un concierto celebrado en el Parque Centenario con motivo de los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, donde descubre una mochila con unas bombas y alerta a los oficiales presentes para evacuar el área y reducir el posible número de víctimas antes del estallido. Después del incidente, Jewell es retratado por los medios como un auténtico héroe que salvó vidas, pero luego de la intervención del FBI y de la prensa sensacionalista, su imagen iluminada de hombre bueno se oscurece cuando lo señalan como presunto culpable. El conflicto de esa trama hace que me quede pegado del asiento durante dos horas, con un ritmo acogedor que retrata la cotidianidad de Jewell y de los secundarios que lo rodean, como su madre Barbara "Bobi" Jewell y su amigo, el abogado Watson Bryant. Hay muy buenas actuaciones del reparto, destacándose la de Paul Walter Hauser como el héroe honesto injustamente inculpado, Sam Rockwell como el abogado que defiende lo que es éticamente correcto y Kathy Bates como la madre preocupada por la evidente inocencia de su hijo. El estilo visual se siente fidedigno reconstruyendo la época de los 90. Se erige, asimismo, metáforas sutiles sobre la injusticia, los prejuicios, la redención, la honestidad, las debilidades de las autoridades y las trampas del sensacionalismo que contaminan la mirada de una sociedad. Es una película que me resulta emocionante, está muy bien contada.  

0 comentarios:

Publicar un comentario