Secretos de Estado (2019)

Sinopsis: La verdadera historia de la denunciante de inteligencia británica Katharine Gun que, antes de la invasión de Irak en 2003, filtró un memorando secreto de la NSA que exponía una operación conjunta de espionaje ilegal entre Estados Unidos y el Reino Unido contra miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. El memorando proponía chantajear a los estados miembros para que votaran por la guerra.

Ficha técnica
Título original: Official Secrets 
Año: 2019
Duración: 1 hr 52 min
País: Reino Unido
Director: Gavin Hood
Guion: Gregory Bernstein, Sara Bernstein, Gavin Hood
Música: Paul Hepker, Mark Kilian
Fotografía: Florian Hoffmeister
Montaje: Megan Gill
Reparto:  Keira Knightley, Matt Smith, Ralph Fiennes, Matthew Goode, Indira Varma,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


Admito que desconocía la historia de Katharine Gun, pero después de ver 'Official Secrets', la nueva película del director sudafricano Gavin Hood, me siento más que intrigado por lo que hizo. La película, basada en el libro 'La espía que intentó detener una guerra', es un drama biográfico con semblantes de thriller político que describe un fragmento de la vida de Katharine Gun, en el momento en que se convierte en una informante de inteligencia al servicio del gobierno británico y filtra, poco antes de la invasión de Irak en el 2003, un memorando clasificado de la NSA que expone diabluras burocráticas, revelando una operación conjunta de espionaje ilegal entre Estados Unidos y Reino Unido para chantajear a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU y manipular la votación a favor de la guerra. Los personajes con los que la trama presenta el conflicto están desarrollados con solidez y diálogos enriquecedores, fruto de creíbles actuaciones de un reparto encabezado por Keira Knightley como la heroína titular, Matt Smith como un periodista y Ralph Fiennes como el abogado que elabora el argumento para la defensa. Puede que pierda un poco de ritmo en la segunda mitad cuando comienza la cacería política, pero encuentro sustancioso lo que pasa en cada escena, la descripción evoca la paranoia y el suspenso del cine periodístico cuando Katharine es perseguida por los agentes del gobierno, con un estilo cercano al docudrama al presentar a los actores reales de los hechos que, aproximándose al tercer acto, pasa también a ser un eficiente drama judicial. En su narrativa todo está mesurado. Apunta, asimismo, un alegato muy sutil sobre los abusos del poder, la ética del deber y el significado de la moralidad en tiempos de conflagración. Tiene planos bien compuestos y una banda sonora muy efectiva. Disfruto cada minuto de su metraje. Y reflexiono con lo que expone. Es una película estupendamente ejecutada.  

0 comentarios:

Publicar un comentario