Cocote (2017)

Sinopsis: Alberto, un evangélico que trabaja como jardinero en una casa adinerada de Santo Domingo, interrumpe su trabajo para ir al velatorio de su padre. Allí se entera que éste en realidad ha sido asesinado, y su familia espera que él se haga cargo de su asesino.

Ficha técnica
Título original: Cocote
Año: 2017
Duración: 1 hr 46 min
País: República Dominicana
Director:  Nelson Carlo de Los Santos Arias
Guion:  Nelson Carlo de Los Santos Arias
Música: Scott Bomar
Fotografía: Roman Kasseroller
Reparto: Vicente Santos, Yudith Rodríguez, Yuberbi de la Rosa, Isabel Spencer,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


Tuve la oportunidad de ver 'Cocote', la película dominicana que dirige Nelson Carlo de los Santos. Debo decir que es distinta a lo que veo por estos rumbos. Es una cinta con un estilo visual camaleónico, poético, eminentemente formalista, sujeto a los semblantes de un documental y a una estructura que rechaza convenciones. Logra cautivarme cuando emplea sus mecanismos formales para describir los episodios de un hombre que se enfrenta a la imposibilidad de abandonar sus creencias ancestrales. El protagonista se llama Alberto y es un evangélico que trabaja como jardinero para unos burgueses en la capital. Un día interrumpe su jornada para ir la provincia de Pedernales y asistir al velatorio de su padre, pero al llegar se entera de que su padre en realidad ha sido asesinado por viejas deudas y su familia espera que él responda con la diplomacia del machete, aunque su postura religiosa se lo impide y comienza llenarse de culpa. Lo que veo en su crónica de cinco capítulos me parece auténtico y muy costumbrista al retratar la cotidianidad que impera en las capas campesinas, de gente que baila, bebe romo y vive sujeta a tradiciones folclóricas, los rituales y los dogmas mágico-religiosos que tienen sus raíces en el sincretismo cristiano-africano que funciona desde los tiempos coloniales. Aunque noto un poco dúctil el desarrollo del personaje, la actuación de Vicente Santos me resulta orgánica cuando comunica emociones diversas con la mirada, los gestos y los silencios. De los Santos utiliza la transformación del personaje para componer un estudio socioantropológico de la identidad de una comunidad oscurecida por las sombras de las clases sociales más altas. Lo mantiene presente, casi siempre, con el encuadre y una amplia economía de recursos audiovisuales que no dejan de encadenarse a la composición, los colores, los sonidos, la música, los formatos y el simbolismo. La mirada que ofrece es muy íntima. Es el cine dominicano que necesito. 

0 comentarios:

Publicar un comentario