El hotel cerca del río (2018)

Sinopsis: Un poeta que se hospeda en un hotel de la ribera llama a sus dos hijos con los que no se reúne desde hace tiempo para que vayan a verle. Esta repentina decisión parece estar motivada por su extraña impresión de que va a morir en cualquier momento. Mientras la familia intenta ponerse al día, una mujer que ha sido engañada por su pareja se muda al hotel. Nada más llegar a su habitación, telefonea a un amigo para que se encuentre con ella. Sumidos en la desesperación, una repentina nevada entrelaza ambas historias.

Ficha técnica
Título original: Hotel by the River (Gangbyeon hotel)
Año: 2018
Duración: 1 hr 35 min
País: Corea del Sur
Director:  Hong Sang-soo
Guion: Hong Sang-soo
Música: Dalpalan
Fotografía: Kim Hyeong-gyu
Reparto: Gi Ju-bong, Kim Min-hee, Kwon Hae-hyo, Song Seon-mi,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


Me pongo a ver la película más reciente de Hong Sang-soo y de inmediato me conmueve cuando relata, con una mirada casi poética, cosas relacionadas al amor, la familia y la muerte. Se titula 'El hotel cerca del río'. Y cuenta la historia de un poeta que se hospeda en un hotel y camina por los alrededores de un río congelado para reflexionar sobre su existencia, coqueteando secretamente con la idea del suicidio para liberarse de la culpa. Afuera cae una nieve simbólica. Llama a sus dos hijos para que vayan a verle porque tiene tiempo sin saber de ellos. En el exterior del hotel conoce también a una mujer que fue engañada por su pareja y a otra que, por el contrario, tiene una relación estable con su marido. Todo se vuelve emotivo cuando sus caminos se cruzan, porque son personajes desgarrados que necesitan a alguien para confesar lo que sienten. Expresan con diálogos muy sinceros la tragedia que arropa su día a día, aislados en ese hotel que parece ser el único refugio para menguar sus penas y las heridas abiertas del pasado. Poseen un encanto modesto cuando relatan sus experiencias. Cada encuentro me transmite emociones que divagan entre el humor y la melancolía. La química del reparto es maravillosa. Destaco las actuaciones de Kim Min-hee como la mujer lesionada por el desamor que intenta sanar la cicatriz, y la de Gi Ju-bong como el poeta afligido por la soledad y una vida inconforme. La puesta en escena es minimalista. Hong los encuadra con los recursos estéticos que componen su estilo, usualmente ejecutados al mínimo, valiéndose del plano general, el plano medio, el plano fijo de larga duración, delicados reencuadres, la analepsis, el fuera de campo, una música extradiegética y el blanco y negro que acentúa el infortunio más inesperado. Hay sutileza. Es un sólido drama del director surcoreano. 

0 comentarios:

Publicar un comentario