Per el afortunado (2018)

Sinopsis: En su búsqueda de la felicidad, Per se muda lejos de la oscura región de Jutland y de su familia extremadamente religiosa, sobre todo huyendo de su padre, un cura. Se embarca hacia Copenhague​ para convertirse en ingeniero y comenzar un gran proyecto energético. En la gran ciudad, Per descubre su apetito por la vida y la felicidad, envolviéndose en un despreocupado y vívido entorno social.

Ficha técnica
Título original: A Fortunate Man (Lykke-Per)
Año: 2018
Duración: 2 hr 46 min
País: Dinamarca
Director: Bille August
Guion: Anders Frithiof August, Bille August
Música: Lorenz Dangel
Fotografía: Dirk Brüel
Reparto:  Esben Smed Jensen, Katrine Greis-Rosenthal, Benjamin Kitter,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


Encuentro disfrutable la nueva película del director danés Bille August. Se titula 'Per el afortunado' y tenía mucho tiempo deseando verla. Es un drama de época con algunas pinceladas de romance, adaptado de la famosa novela danesa de Henrik Pontoppidan. Se toma casi tres horas para narrar la travesía de un joven danés, y en ninguna escena dejo de sentirme emocionado por lo que cuenta. Relata la historia de Per, un joven muy terco y algo idealista que rompe lazos con su familia religiosa porque anhela ser un ingeniero, cosa que es rechazada por el padre ortodoxo. Ha sido maldecido con el don de la genialidad. Y como todo genio, le espera una vida muy dura. Su viaje le otorga un pasaje en primera fila por las esferas sociales de Copenhague, donde experimenta el amargo sabor de la miseria mientras traza los planos de sus ideas progresistas sobre el futuro energético del país, el amor con una mujer aburguesada a la que enamora para aprovecharse de su fortuna, la culpa por separarse de su familia con indiferencia, la felicidad de tener una familia para olvidarse de las deudas y poder disfrutar de la tranquilidad del campo. Empatizo con todo lo que le pasa a este joven atormentado, sobre todo cuando encuentra la independencia en la desesperanza y la soledad, su única forma de expiación. Es un personaje complejo, interpretado con autenticidad por Esben Smed. Lo acompaña también un rol secundario muy dramático de Katrine Greis-Rosenthal como la prometida de Per, Jakobe Salomon. Le sirve a August para hablar de la lucha entre clases sociales, la libertad del individuo y los prejuicios religiosos, temas muy presentes en su filmografía. Destaco también el estilo visual que consigue planos que enamoran mis ojos, y la banda sonora que deja satisfecho a mis oídos. Cada rincón de la puesta en escena está bellamente filmado. Es un buen film de Bille August. 

0 comentarios:

Publicar un comentario