Los sonámbulos (2019)

'Los sonámbulos', la película más reciente de la directora argentina Paula Hernández, es una obra que a mi parecer tiene un arranque prometedor, formalmente sutil, pero observo que pierde ritmo a la hora de establecer los problemas dormidos de una familia que se desmorona lentamente. Trata la historia de una familia conformada por Emilio, Luisa y su hija Ana, que se van a festejar en una casa campestre junto a los otros miembros. En su cotidianidad se reflejan sus tradiciones cuando conversan y comparten con los abuelos, los hermanos y los primos. Todo es muy jovial en el reencuentro. Pero cuando se despierta la crisis que se encontraba dormida, me entero de cosas oscuras como la naturaleza endogámica de la familia, el despertar sexual de la joven sonámbula atraída por el adolescente rebelde que es el villano, las disputas familiares, la madre asustada por su hija y un matrimonio al borde de la ruptura. La mirada se captura a través del punto de vista de Luisa y de Ana. Una se enfrenta a la oposición matriarcal y al machismo del esposo; la otra ve su ingenuidad manchada por el alcohol, el deseo y los efectos psicológicos irreparables de un abuso sexual. Son actuaciones sólidas de Érica Rivas y Ornela D'Elía, le imprimen credibilidad a los rostros de sus personajes. Con ellas, Hernández erige un comentario sobre la pérdida de la inocencia, las relaciones familiares disfuncionales y la libertad de la mujer de la opresión doméstica, examinado casi siempre con la elipsis y unos planos que aprovechan la profundidad de campo para presentar sus inquietudes más intrínsecas. Mi problema, no obstante, es que los secundarios son un poco blandos y la trama me resulta previsible cuando los secretos se colocan para favorecer la histeria que termina en tragedia. La revelación es aceptable, pero nunca impactante.

Calificación: 6/10

0 comentarios:

Publicar un comentario