Ushpizin, los invitados (2004)

Sinopsis: La fe de una pareja judía ultra ortodoxa se pone a prueba al recibir a dos hombres en su casa, ignorando que son fugitivos que han huido de prisión.

Ficha técnica
Título original: Ha-Ushpizin
Año: 2004
Duración: 1 hr 30 min
País: Israel
Director: Giddi Dar
Guion: Shuli Rand
Música: Nathaniel Mechaly
Fotografía: Amit Yasur
Reparto: Shuli Rand, Michal Bat Sheva Rand, Shaul Mizrahi, Ilan Ganani
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película


Me causa una agradable sorpresa lo que observo en 'Ushpizin, los invitados', un drama con ciertos semblantes de comedia dirigido por el director israelí Giddi Dar y escrito con un guion de Shuli Rand. Rand también hace de protagonista. La historia trata sobre Moshé y Mali Bellanga, una pareja judía ultraortodoxa en condiciones de pobreza, sin hijos, que reside en la comunidad de Breslov en Jerusalén, Israel. Ambos rezan por un milagro de Dios, ya que atraviesan una situación económica difícil que les impide obtener un etrog necesario para prepararse para la festividad de Sucot. Después de una oración angustiada, ejecutada por un escueto montaje paralelo, Moshé y Mali son bendecidos mágicamente por la fortuna, recibiendo una sucá abandonada, un sobre con dinero de una caridad local y la posibilidad de comprar el preciado etrog para celebrar la fiesta especial. Pero como la felicidad del pobre dura poco, la tolerancia y la fe de los cónyuges es puesta a prueba cuando sus huéspedes (ushpizin) resultan ser dos fugitivos de la ley, siendo uno de ellos un antiguo amigo de Moshé. Cuando eso pasa, me conmuevo viendo la impotencia del matrimonio al resistir la impertinencia de los malhechores que contaminan la tradición y los obligan, irónicamente, a transformar su vida en el proceso de teshuvá cuando pecan mintiendo y enfadándose, aunque luego se arrepienten de sus errores con humildad, anhelando la absolución personal. Las acciones de los personajes le sirven a Dar para componer metáforas sobre los compromisos morales de la fe, las costumbres religiosas y las vicisitudes matrimoniales, con un reparto estupendo compuesto en su mayoría por actores no profesionales. Las actuaciones me parecen muy orgánicas, destacándose Shuli Rand como el judío que cuestiona la fe, y Michal Bat Sheva Rand como la esposa tolerante y devota que anhela un hijo. Es una película con una observación cultural muy interesante del pueblo judío. 

0 comentarios:

Publicar un comentario