This Is England (2006)

Creo que la observación moral de 'This Is England', de Shane Meadows, es algo acertada cuando yuxtapone imágenes histórico-políticas de la tumultuosa era de Thatcher con la historia de un chiquillo que se ve involucrado con una pandilla de skinheads. En un principio el acercamiento me parece interesante cuando a través del crío me entero de la desilusión de gente que, por su condición socioeconómica, se escuda detrás de las ideologías retorcidas del nacionalismo que promueve el odio y el racismo. Pero en el tercer acto percibo una sensiblería y una reiteración que termina siendo trivialmente irresoluble. El protagonista es Shaun, un niño tímido y solitario que está muy afectado emocionalmente por la muerte de su padre en la guerra de Las Malvinas. Andando confundido por las calles, constantemente abusado, Shaun encuentra refugio en un pequeño grupo de punks y skinheads liderados por un tal Woody, donde recobra la confianza con los colegas y descubre el noviazgo. Pero con la llegada de Combo, el skinhead racista y violento que acaba de salir de la cárcel, la moralidad del niño se ve afectada cuando lo sigue ciegamente y lo ve como una figura patriarcal. Combo es el personaje más magnético y me veo cautivado de inmediato por la manera tan convincente en que es interpretado por Stephen Graham. Al igual también es espléndida la de Thomas Turgoose como el joven sumergido en los traumas del pasado. Destaco el uso del color, la recreación del período y el primer plano para evocar las emociones abruptas que se retuercen en el interior de los personajes. La narrativa del niño reclutado por el skinhead me la han contado varias veces, pero esta la tolero hasta que la tibia resolución me deja indiferente con la moraleja del librito. Es un drama de mayoría de edad que por lo menos se deja ver.

Calificación: 6/10

0 comentarios:

Publicar un comentario