Crítica breve de 'El hombre tranquilo' (1952)

El hombre tranquilo
El hombre tranquilo es un clásico de John Ford que no me emociona al tope, pero reconozco de inmediato ese bucolismo impreso en Technicolor que me conquista durante dos horas placenteras en las que observo el costumbrismo rural por el que caminan John Wayne, Maureen O'Hara, Barry Fitzgerald, Victor McLaglen y Ward Bond. Conjunta sutilmente el drama, el romance y la comedia, alejándose de los westerns que tanto gustaban al director, aunque en algunas escenas hay claras referencias al género. Aborda observaciones morales sobre la felicidad, el matrimonio, las trampas de la codicia y los dilemas de la convivencia conyugal e ideológica, a través de unos personajes peculiares en una sociedad idealista. Cuenta la historia de Sean Thornton, un ex boxeador norteamericano que, debido a una tragedia del pasado, regresa a su tierra natal en Irlanda para recuperar la vivienda que pertenece a su familia y vivir en tranquilidad por el resto de sus días. Una vez que se establece y conoce a los moradores del pueblo, se enamora de Mary Kate Danaher, una pelirroja algo temperamental. El rol de Wayne, diametralmente distanciado del estereotipo de vaquero rudo del oeste, logra convencerme cuando interpreta a ese hombre inseguro, vulnerable y decente que solo anhela redimirse y ser feliz junto a la mujer que ama mientras lucha contra la envidia del cuñado. Tiene una química maravillosa con O'Hara, quien también está estupenda como la mujer histérica y conservadora. El estilo de Ford los encuadra en una puesta en escena que recrea el período con cierta autenticidad, destacándose el gran plano general que captura el tradicionalismo de los irlandeses, los interiores adornados de detalles, la música empática de Victor Young, el uso simbólico del color verde para describir la esperanza. Hay secuencias memorables, como la carrera de caballos, la analepsis que recrea el accidente en el ring, las discusiones de la pareja y la pelea climática entre el héroe y el villano. El ritmo nunca decae ni permite que se pierda el tono idílico y jovial del relato. Es un film encantador. Un romance bucólico con alma de western. 

Ficha técnica 
Título original: The Quiet Man
Año: 1952
Duración:  2 hr 09 min
País: Estados Unidos
Director: John Ford
Guion: Frank S. Nugent, John Ford
Música: Victor Young
Fotografía: Winton C. Hoch, Archie Stout
Reparto: John Wayne, Maureen O'Hara, Barry Fitzgerald, Ward Bond, Victor McLaglen
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película 'The Quiet Man', dirigida por John Ford y protagonizada por John Wayne, Maureen O'Hara y Barry Fitzgerald.

0 comentarios:

Publicar un comentario