Crítica breve de 'Las trillizas de Belleville' (2003)

Las trillizas de Belleville

Como soy un entusiasta del cine de animación en todas sus vertientes, me causa una estupenda impresión lo que observo en 'Las trillizas de Belleville', la película animada francesa con la que debuta el director Sylvain Chomet. Me arrepiento de no haberla visto antes. Relata la historia de Madame Souza, una señora que vive en un pequeño barrio francés junto a su nieto adoptivo Champion y su perro Bruno, con los que solitariamente mira dibujos animados de los años 30 sobre unas famosas trillizas de music-hall. Un día, la existencia de doña Souza se complica cuando su nieto, Champion, participa en una carrera de ciclistas en el Tour de Francia y es secuestrado por dos hombres misteriosos vestidos de negro, por lo que sale a buscarlo junto a su obeso perro bruno. Durante la aventura, me veo cautivado por las acciones de la bondadosa anciana cuando se topa con gente apática, obsesa, mezquina y de algún modo, olvidada, en una ciudad de Belleville que claramente caricaturiza la decadencia de Nueva York. La trama es decididamente simple, pero es muy interesante por los mecanismos estéticos que despliega Chomet. Como si se tratara de un film mudo, contiene pocos diálogos, recurre a los ruidos para darle profundidad a las emociones, emplea la música diegética para señalar pensamientos, utiliza la pantomima para que los personajes pronuncien sus intenciones, dibuja el agitado entorno urbano de la metrópoli como un lugar sórdido y decadente, y los personajes en ocasiones simbolizan a distintos animales y estereotipos norteamericanos con el fin, supongo, de enunciar diversos subtextos sobre las consecuencias del consumismo, la falsa felicidad, la avaricia desmedida, la diferencia de clases sociales, las trampas de la fama, el paso del tiempo y los efectos de la vejez. El ritmo me resulta placentero cuando preserva las sorpresas. El estilo visual es absurdo, con minúsculos momentos surrealistas. Y me agrada bastante el tierno diseño de la abuela, del perro Bruno y de las trillizas que parecen unas brujas. También hay múltiples alusiones a películas de Tati, a Lino Ventura, a Buster Keaton y figuras musicales como Josephine Baker y Django Reinhardt. Es una película de animación entretenida, ingeniosa, oscura, poblada de personajes peculiares y de un comentario social muy sutil sobre el sacrificio materno y los excesos del capitalismo.


Ficha técnica 
Título original: Les triplettes de Belleville
Año: 2003
Duración:  1 hr 20 min
País: Francia
Director: Sylvain Chomet
Guion: Sylvain Chomet
Música: Benoît Charest
Fotografía: Animación 
Reparto (voces): Michèle Caucheteux, Jean-Claude Donda, Michel Robin
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película 'Las trillizas de Belleville', dirigida por Sylvain Chomet y protagonizada por  Michèle Caucheteux, Jean-Claude Donda, Michel Robin.

0 comentarios:

Publicar un comentario