Crítica breve de 'Pauline en la playa' (1983)

Pauline en la playa

Pauline en la playa, de Éric Rohmer, es una película que despierta mi interés desde el primer fotograma. No solo porque se trata de la tercera entrega de las seis "Comedias y proverbios" del director francés, sino además, porque Rohmer, apoyado nuevamente del estilo visual de Néstor Almendros, retrata un cuento moral muy placentero sobre el adulterio, las relaciones de pareja y los dilemas del amor, con unos personajes espléndidos que juegan a las coincidencias y a los triángulos de seducción. Como es usual, el guión lo firma Rohmer. Cuenta la historia de Pauline, una adolescente de 15 años que visita una casa veraniega junto a su prima Marion. Pauline, que es curiosa y en el fondo desea enamorarse para sentir emociones fuertes, disfruta tranquilamente del verano bañándose en las playas de la costa atlántica francesa, pero su vida se complica al convertirse en testigo de los problemas amorosos que rodean a Marion cuando esta se relaciona con el celoso ex amante Pierre y el etnógrafo mujeriego Henri, dos hombres que tienen su respectiva agenda de conquista. Se me hace gratificante ver a esos personajes con los que interactúa la inocente Pauline cuando conversan de cosas como las dicotomías del amor, recurren al engaño para seducir, absorben el amargo sabor del rechazo, tienen romances a puerta cerrada. Cada uno de los personajes revela su comportamiento mediante los coloquios, además de reflejar las cuestiones habituales de los líos amorosos: el placer, la posesión, la afinidad, la hipocresía, la infidelidad, el desamor, la decepción, la reconciliación. Y hay escenas sutiles, situaciones inesperadas, con metáforas espontáneas y diálogos que evocan filosofía. La estética de Rohmer los encuadra en una puesta en escena en la que abunda la belleza compositiva de las panorámicas en la playa, los planos medios en grupo o de dos, los planos fijos de larga duración, el ritmo parsimonioso, el sonido diegético, la elipsis simbólica y un estilizado tratamiento del color (mayormente con el vestuario rojo y azul) que describe en algunas escenas los sentimientos recónditos y las intenciones insospechadas. Hay una buena química del reparto, pero de alguna manera sobresale Féodor Atkine como el casanova desenfrenado, Arielle Dombasle como la orgullosa prima y Amanda Langlet como la adolescente sincera que descubre las trampas del amor. Para mis ojos todo luce depurado, agradable, sencillo. Me parece una cinta irresistible de ese gran cineasta de la Nouvelle vague.


Ficha técnica 
Título original: Pauline at the Beach (Pauline à la plage)
Año: 1983
Duración:  1 hr 34 min
País: Francia
Director: Éric Rohmer
Guion: Éric Rohmer
Música: Jean-Louis Valero
Fotografía: Néstor Almendros
Reparto: Amanda Langlet, Arielle Dombasle, Pascal Greggory, Feodor Atkine
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película 'Pauline en la playa', dirigida por Eric Rohmer y protagonizada por Amanda Langlet y Arielle Dombasle.

0 comentarios:

Publicar un comentario