Crítica breve de 'Vals con Bashir' (2008)

Vals con Bashir

No puedo evitar el impacto, la catarsis, la sensación ineludible de sentirme conmovido y cautivado al ver las duras imágenes de Vals con Bashir, el drama bélico con estética de documental animado del director israelí Ari Folman. Por cosas de la vida no lo pude ver cuando se estrenó hace más de 12 años, pero lo he visto hoy gracias a la generosidad que provee la internet y no dejo de pensar en que he atestiguado algo impresionante. A mi parecer se trata de una poderosísima película sobre los horrores de la guerra y los efectos corrosivos de la deshumanización, contada con un ritmo trepidante y un estilo de animación espléndido que captura, desde distintos puntos de vista, los corolarios de la Guerra del Líbano que desencadenaron la matanza de refugiados palestinos en Sabra y Chatila en 1982. Lo cuenta a través de Ari Folman (una versión ficcionalizada del cineasta), un hombre que viaja a diferentes lugares mientras intenta recuperar los recuerdos perdidos de sus experiencias como soldado de la FDI durante la Guerra del Líbano en 1982. En medio de la travesía, constantemente es azotado por pesadillas que lo atormentan y amplifican su trastorno de estrés postraumático cuando se muestra una visión recurrente de él y sus camaradas de la milicia mientras se bañan de noche junto al mar en Beirut bajo la luz de las bengalas que descienden sobre la ciudad. Es una personaje con una identidad fragmentada por las consecuencias de la guerra, golpeado por una culpa reprimida que amenaza con rememorar la atrocidad. Su personalidad se desarrolla a través de las entrevistas que sostiene con diversos colegas que participaron en la guerra como militares, periodistas, terapeutas. El rompecabezas psicológico se ensambla con las escenas retrospectivas de los entrevistados que describen la inmoralidad de los soldados en medio del exterminio, la subjetividad que ofrece una mirada escalofriante y desoladora de la beligerancia, la innovadora animación de Yoni Goodman que consigue detalles fascinantes con los claroscuros y los diseños de los personajes, la melodiosa banda sonora minimalista de Max Richter que amplia la carga emocional del asunto, la colorización sepia, las metáforas que señalan en todo momento a los verdaderos perros rabiosos (símbolo de la indignación al permitir que los criminales de la Falange Libanesa perpetraran el genocidio). El tono es angustioso, confrontativo, inquietante, surrealista. Cada pedazo del encuadre parece sacado del corazón de las tinieblas cuando Folman crea un híbrido ingenioso entre el documental animado y el drama bélico. Me parece una experiencia tan devastadora como alucinante cuando ilustra, con mucha crudeza, el panorama deshumanizante de una conflagración ocasionada por asuntos políticos.


Ficha técnica 
Título original: Waltz with Bashir (Vals Im Bashir)
Año: 2008
Duración:  1 hr 30 min
País: Israel
Director: Ari Folman
Guion: Ari Folman
Música: Max Richter
Fotografía: Yoni Goodman 
Reparto (voces): Ari Folman, Ron Ben-Yishai, Ronny Dayag
Calificación: 8/10

Crítica breve de la película 'Vals con Bashir'', dirigida por Ari Folman y protagonizada por Ari Folman, Ron Ben-Yishai y Ronny Dayag.

0 comentarios:

Publicar un comentario