Crítica breve de 'First Cow' (2019)

First Cow
Hay una simplicidad que hace de First Cow, de Kelly Reichardt, una película muy emotiva sobre la miseria que engendran las contradicciones morales de la frontera norteamericana. Por lo que veo, Reichardt recurre nuevamente al naturalismo más poético y a una estética minimalista para contar un relato, conjuntando el drama y el western de una manera sutil, austera, parsimoniosa. Su narrativa, construida con un largo racconto, se ambienta en el siglo XIX en el viejo Oeste de Oregón y retrata la vida de Cookie, un cocinero contratado por unos cazadores de pieles que andan en una expedición en busca de riquezas, y, de King-Lu, un inmigrante chino que huye de unos hombres que lo persiguen. Con un ritmo que fluye como el caudal de un río en la mañana, se toma su tiempo para narrar los destinos de esos individuos solitarios que poco a poco se convierten en prisioneros de la desesperanza, el hambre y la condición humana que los obliga a robar para subsistir en el bosque, aunque una fuerte amistad los mantiene unidos ante la adversidad, sobre todo con el detonante que muestra la simbiosis que desarrollan con la vaca de un terrateniente, a la cual ordeñan por las noches para robar su leche y hornear galletas con el fin de venderlas en el pueblo. Reichardt no solo encuadra la desilusión y la dura situación que ellos atraviesan para sobrevivir, sino, además, la estrecha relación del hombre con la madre naturaleza, representada por esa vaca fértil que les provee abundancia y regocijo efímero y que simboliza, pasiva y subterráneamente, la fuerza generatriz del entorno natural; tópicos con los que ha dialogado a lo largo de su filmografía. Su final es conmovedor cuando enuncia, por medio del fundido a negro, el entierro de la generosidad en un terreno hostil en el que reinan los intereses, la xenofobia y la codicia. Asimismo emplea dispositivos formales como la elipsis, la relación de aspecto, el gran plano general y el sobreencuadre, con los que captura el paisaje húmedo y boscoso en medio de los silencios, la soledad y la poesía visual, además de la muerte fuera de campo que espera a esos protagonistas. El vestuario y los decorados me resultan auténticos. Y hay actuaciones orgánicas del reparto encabezado por John Magaro y Onion Lee. A pesar de la sencillez, no hay nada fuera de tono. Es a mi parecer una película sobria y trágica de esa gran cineasta del cine independiente estadounidense.

Ficha técnica 
Título original: First Cow
Año: 2019
Duración:  2 hr 01 min
País: Estados Unidos
Director: Kelly Reichardt
Guion: Jonathan Raymond, Kelly Reichardt
Música: William Tyler
Fotografía: Christopher Blauvelt
Reparto: John Magaro, Orion Lee, Toby Jones, Ewen Bremner, Scott Shepherd,
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película 'First Cow', dirigida por Kelly Reichardt y protagonizada por John Magaro y Orion Lee.

0 comentarios:

Publicar un comentario