Crítica breve de 'Orlando' (1992)

Orlando
Orlando, la segunda película como directora de Sally Potter, me parece un drama de época con intenciones nobles sobre identidad de género y el largo recorrido de la libertad femenina, pero a su cuento fantástico le falta gracia y algo de vigor. Es tan seca como un lienzo del barroco pintado alla prima. Se basa en la novela homónima de Virginia Woolf, la cual no he tenido la oportunidad de leer y, después de ver esta película, tampoco creo que lo haga. Comienza en la época isabelina poco antes de la muerte de la reina Isabel I, y me relata la historia de Orlando, un joven de apariencia andrógina que por su íntima relación con la monarca recibe una herencia nobiliaria de por vida y goza de las riquezas de sus estatus social, mientras de paso observa tranquilamente los prejuicios de los hombres conservadores que transitan por el castillo y se interesa por el arte, el amor, el sexo y la poesía. La presenta en episodios. La estructura narrativa, consciente de los artificios de su anacronismo, describe las inquietudes de Orlando a través de cientos de años, desde el barroco hasta la contemporaneidad del siglo XX, cuando muere una y otra vez manteniendo su juventud eterna heredada por Isabel I para responder a un comentario sobre las trampas de la identidad sexual y el rol de la mujer comúnmente establecido en una sociedad heteropatriarcal desde tiempos ancestrales. El personaje engaña a todos como hombre para disfrutar de los privilegios y de una libertad efímera que, por la hipocresía de la era, de lo contrario no pudiera tener si fuera mujer. La escena simbólica en la que el personaje abandona su ropa de hombre y asume la identidad de una mujer desnuda frente al espejo resume dicha parábola: ella atraviesa una crisis masculina que la hace pensar en el género como una transformación para autoaceptarse, pero es una búsqueda personal que le toma cientos de años. Swinton interpreta a Orlando a la medida, transmitiendo su ambigüedad con la gestualidad delicada, la voz suave y el rostro inexpresivo. Pero creo que a veces es demasiado unidimensional y blanda. Los verdaderos protagonistas son, a mi parecer, la ampulosa dirección de arte que conquista mis ojos con los decorados y, también, el diseño de vestuario magistral de Sandy Powell que viste a todos acorde a distintos períodos históricos. El resto es olvidable, desapasionado, demasiado tibio para mi gusto.

Ficha técnica
Título original: Orlando
Año: 1992
Duración: 1 hr 33 min
País: Reino Unido
Director: Sally Potter
Guion: Sally Potter
Música: David Motion, Sally Potter
Fotografía: Aleksei Rodionov
Reparto: Tilda Swinton, Billy Zane, Lothaire Bluteau
Calificación: 6/10



Crítica breve de la película 'Orlando', dirigida por Sally Potter y protagonizada por Tilda Swinton y Billy Zane.

1 comentario:

  1. Obviamente, tenía que ser un hombre el que hiciese tan mala y superficial crítica.

    ResponderBorrar