Crítica breve de 'Elmer Gantry' (1960)

Elmer Gantry
Elmer Gantry es una película de Richard Brooks, basada en la novela homónima de Sinclair Lewis, que no tiene grandes giros ni revelaciones ponderadas que supongan para mí algo novedoso sobre el negocio de la religión y las tareas evangelizadoras, pero todo lo que le falta se compensa con una actuación verdaderamente brillante de Burt Lancaster. El personaje que interpreta Lancaster es un vagabundo ambicioso que durante los furiosos años veinte recorre el país con el único fin de ganar algo de dinero para invertirlo en los vicios comunes de alcohol, juego y mujeres. Sin embargo, su vida cambia de la noche a la mañana cuando aprovecha sus dotes de oportunista y su verborrea compuesta de sermones religiosos para seducir a una hermana famosa y quedarse como predicador a las órdenes de una congregación evangélica, con el fin de ganar dinero fácil a costa de los feligreses que acuden para verlo recitar las palabras de la biblia y convertirse en siervos de dios. A un ritmo que avanza espléndidamente durante dos horas y media, la narrativa de este reverendo falsificado me mantiene pegado del asiento como un cristiano en la misa de los domingos, y de alguna manera consigue que reflexione cuando presenta el lado inmoral de los oportunistas que utilizan la religión como espectáculo circense para aprovecharse de la fe ciega de los creyentes, ganar mucho dinero de su ignorancia y obtener una cuota de poder considerable que ni la prensa más infalible puede detener. Brooks la captura en una puesta en escena bastante sólida que encuadra el período de los 20 con cierta autenticidad y una banda sonora contagiosa arreglada por André Previn, siempre dejando que los diálogos se coloquen por encima de la acción y el simbolismo religioso que sutilmente pone sobre el escenario. Por una parte, ofrece actuaciones secundarias destacadas de Arthur Kennedy como el periodista ateo que destapa el fraude, Shirley Jones como la prostituta con el pasado y Jean Simmons como la predicadora con espíritu de princesa. Pero la sorpresa de la noche es la interpretación magistral de Lancaster, quien emplea su enérgica expresividad para ponerse en la piel de ese pastor carismático que usa la religión para buscar fama y fortuna en un pueblo de gente ingenua, en lo que posiblemente sea una de las mejores de toda su carrera. Cada palabra predicada que sale de la boca de Lancaster eleva el potencial dramático de la película e ilumina las escenas como un milagro caído de los cielos.

Ficha técnica
Título original: Elmer Gantry
Año: 1960
Duración: 2 hr 26 min
País: Estados Unidos
Director: Richard Brooks
Guion: Richard Brooks
Música: Andre Previn
Fotografía: John Alton
Reparto: Burt Lancaster, Jean Simmons, Shirley Jones, Arthur Kennedy
Calificación: 7/10





Crítica breve de la película 'El fuego y la palabra', dirigida por Richard Brooks y protagonizada por Burt Lancaster y Jean Simmons.

0 comentarios:

Publicar un comentario