Crítica breve de 'Tick, Tick... Boom!' (2021)

tick, tick... Boom!
En Netflix me ha tocado ver, durante dos horas bastante largas, las imágenes de tick, tick... Boom!, el musical que marca el debut como director de Lin-Manuel Miranda y que, por lo visto, ha gozado de una aclamación casi unánime de gente que dice que es una revelación del género. Pero desafortunadamente no consigo emocionarme por nada de lo que veo. Como musical biográfico cuenta con una actuación más o menos carismática de Andrew Garfield, pero sus luces nunca llegan a iluminar un escenario teatral que regularmente repite los mismos números indulgentes y aburridos sobre la crisis creativa de un dramaturgo encerrado en la cárcel de Broadway de la falta de oportunidades. Está basada en la autobiografía de Jonathan Larson, ese compositor, letrista y dramaturgo estadounidense que de manera póstuma alcanzó notable éxito en Broadway en los años 90. La trama sigue al joven Larson durante esa década, donde tiene el sueño de convertirse en compositor de obras teatrales, mientras discute con su novia Susan y trabaja bajo presión como camarero en una cafetería de la ciudad de Nueva York a cambio de un salario que no alcanza ni para pagar la factura eléctrica del mes. A través del montaje paralelo y de la analepsis en escenas que saltan en el tiempo, el protagonista me cuenta sus inquietudes más intrínsecas cuando dedica el poco tiempo libre que tiene a componer las canciones de la obras que desea vender a Broadway para tener una carrera exitosa como la de Stephen Sondheim, así como la crisis temprana de los 30 en la que comienza a temerle a los fracasos y a preguntarse si merece la pena invertir el tiempo en sus aptitudes dramatúrgicas mientras la ansiedad y la frustración desordenan el piso de su apartamento. El personaje tiene cierto carisma y está interpretado con gracia por Garfield, sobre todo cuando emplea sus cualidades expresivas para señalar la desesperación de Larson para ser reconocido a través de las canciones que canta y las coreografías de los bailes en las que muestra su pericia física. Sin embargo, el brillo con el que da inicio la narrativa de su personaje se vacía lentamente como un teatro en una noche de ensayo por el trato acomodaticio y superficial con el que se presentan los estereotipos inclusivos de moda para hablar en clave de superación personal sobre el sueño americano y las barreras de los musicales teatrales. Cuento con los dedos las canciones que me resultan encantadoras y apenas paso de dos. No le encuentro el ritmo. Es un musical con vocación de solemnidad, pero con un resultado infinitamente plano.

Ficha técnica
Título original: tick, tick... Boom!
Año: 2021
Duración: 2 hr 01 min
País: Estados Unidos
Director: Lin-Manuel Miranda
Guion: Steven Levenson
Música: Jonathan Larson
Fotografía: Alice Brooks
Reparto: Andrew Garfield, Alexandra Shipp, Robin de Jesus, Vanessa Hudgens,
Calificación: 5/10


Crítica breve de la película 'tick, tick... Boom!', dirigida por Lin-Manuel Miranda y protagonizada por  Andrew Garfield Y Alexandra Shipp.

0 comentarios:

Publicar un comentario