Mostrando las entradas con la etiqueta Docuficción. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Docuficción. Mostrar todas las entradas
Sinopsis: Un equipo de rodaje llega a un pueblo del norte de Irán, en la región de Koker, devastado por un temblor de tierra, para realizar una película. Hossein, un muchacho del lugar, es contratado como ayudante del equipo y, además, se le asigna la interpretación de un pequeño papel. Casualmente, también colabora en la película una muchacha del vecindario, de la que Hossein está locamente enamorado, pero los padres de ella lo rechazan porque carece de recursos económicos.

Ficha técnica
Título original: Zire darakhatan zeyton
Año: 1994
Duración: 1 hr 43 min
País: Irán
Director: Abbas Kiarostami
Guion: Abbas Kiarostami
Música: 
Fotografía: Hossein Jafarian, Farhad Saba
Reparto: Hossein Rezai,  Tahereh Ladanian,  Zariefh Shiva
Calificación: 7/10

Crítica breve de la película

Este film de Kiarostami, que supone la última entrega en la trilogía de Koker ambientada durante los eventos subsecuentes al terremoto en Irán de 1990, me impresiona cuando divide la línea existente entre la realidad y la ficción para narrar una historia de amor y, a la vez, mapear un estudio sobre la condición socioeconómica y las costumbres de las clases rurales más desfavorecidas, la gente afectada por el seísmo que ha sido golpeada como los árboles de olivo que se mantienen firmes ante los vendavales. Su estética florece por esos terrenos cuando, de una forma naturalista y casi cercana al estilo de un falso documental, captura la cotidianidad y las sacrílegas tradiciones de los desamparados que viven en las montañas desde la óptica de un director de cine (el espejo del mismo Kiarostami al viajar a la región para documentar los hechos) interpretado por Mohamad Ali Keshavarz y su equipo de rodaje, quienes intentan filmar escenas de la segunda película de la trilogía con los actores no profesionales, Hossein Rezai y Tahereh Ladanian. Utiliza la flora presente dentro de los marcos del encuadre para simbolizar las inquietudes de los protagonistas (las oliveras representan a los que partieron y también a los que todavía se enfrentan a la miseria), usualmente con los grandes planos generales que encuadran la belleza de las montañas, el plano secuencia que da un sentido de desplazamiento al panorama y el típico sonido diegético fuera de campo cuando los protagonistas entablan los coloquios en las carreteras. También habla de las dificultades impresas en los proceso de filmación, de una cámara omnipresente que parece manipular la realidad para contar las verdades que otros callan. Es una película de metacine muy poética. El plano final es hermoso y algo triste.
Sinopsis: Una niña de 13 años, Wei Minzhi, que vive en un pueblo de las montañas, se ve obligada, por orden del alcalde, a sustituir durante un mes a su maestro. Éste le deja cada día un trozo de tiza y promete darle 10 yuan si consigue que ningún estudiante abandone la escuela. Sin embargo, el revoltoso Zhang Huike abandona la clase para ir a la ciudad en busca de trabajo, y la abnegada Minzhi tendrá que ingeniárselas para que regrese a la escuela.

Ficha técnica
Título original: Not One Less (Yi ge dou bu neng shao)
Año: 1999
Duración: 1 hr 43 min
País: China
Director: Zhang Yimou
Guion: Shi Xiangsheng
Música: San Bao
Fotografía: Hou Yong
Reparto: Wei Minzhi, Zhang Huike, Tian Zhenda, Gao Enman, Sun Zhimei
Calificación: 8/10


Crítica breve de la película 

Como si estuviera poseído por el cine de De Sica y de Kiarostami, Zhang Yimou dirige esta excelente película con un estilo muy cercano al neorrealismo y la docuficción. Forma un híbrido muy inteligible entre el documental y la ficción narrativa más sutil. Su cámara es una intermediaria entre la realidad y el verdadero problema. Y lo que veo me deja con un nudo en la garganta, la sensación de que la desigualdad, a veces, suprime cualquier derecho a la educación más adecuada. Con la historia de la joven profesora, Wei Minzhi, que debe encargarse de una clase de niños en una campo baldío alejado de la ciudad, construye un poderoso material de denuncia social sobre el sistema educacional en China, el analfabetismo, los sacrificios morales del profesorado, la explotación infantil, la pobreza que aqueja a las personas alojadas en las montañas más aisladas y la aberrante diferencia socioeconómica (simbolizado usualmente por el vestuario) entre la población rural y la urbana. Quedo conmovido con la heroína cuando recurre a la perseverancia para enfrentarse con valentía a la burocracia y la autoridad mediática, porque, aparentemente, es el único medio que funciona para crear conciencia colectiva. La música empática de Sao Bao penetra mi tejido emocional. El montaje es muy preciso. Siento muy orgánica la actuación de la desconocida Wei Minzhi. Es una película emotiva, sobria y, sobre todo, muy humana. No podía esperar menos de uno de los grandes autores del cine mundial.
Sinopsis: Una exploración de nuestro pasado planetario y una búsqueda del lugar de la humanidad en el futuro. Con la narración de Cate Blanchett.

Ficha técnica
Año: 2016
Duración: 1 hr 30 min
País: Estados Unidos
Director: Terrence Malick
Guion: Terrence Malick
Música: Ennio Morricone
Fotografía: Paul Atkins
Reparto:  Cate Blanchett, Jamal Cavil, Maisha Diatta
Calificación: 7/10
Sinopsis: El iraní Abbas Kiarostami mezcla documental y drama a través de una historia en el que un fanático del cine finge ser el reputado director Mohsen Makhmalbaf.

Ficha técnica
Título original: Close-Up (Nema-ye Nazdik)
Año: 1990
Duración: 1 hr 40 min
País: Irán
Director: Abbas Kiarostami
Guion: Abbas Kiarostami
Música: Kambiz Roushanavan
Fotografía: Abbas Kiarostami
Reparto:  Mohsen Makhmalbaf, Hossain Sabzian, Abolfazl Ahankhah
Calificación: 9/10






Sinopsis: A sus cuarenta años de edad, un ex policía va a Teherán para reunirse con el director Makhmalbaf y participar en su película. Veinte años antes, el director había apuñalado al policía durante una protesta contra el régimen Shah, por lo que fue detenido y pasó varios años en la cárcel. Por lo tanto, la película toma como idea principal reconstruir la escena vivida por el director.

Ficha técnica
Título original: Nun va Goldoon
Año: 1996
Duración: 1 hr 18 min
País: Irán
Director: Mohsen Makhmalbaf
Guion: Mohsen Makhmalbaf
Fotografía: Mahmoud Kalari
Reparto: Mirhadi Tayebi,  Ali Bakshi,  Ammar Tafti,  
Calificación: 8/10





Un taxi recorre las vibrantes y coloridas calles de Teherán. Pasajeros muy diversos entran en el taxi y expresan abiertamente su opinión mientras son entrevistados por el conductor que no es otro que el director del film, Jafar Panahi.
Crítica de la película 

En Taxi Teherán, la nueva película de Jafar Panahi (The Circle, Offside), hay un plano secuencia de apertura que nos indica que estamos dentro de un taxi y no sabemos quién es el conductor. Solo notamos que los pasajeros dialogan quejándose de las cosas injustas de la tradición iraní y no están conscientes de que la cámara los filma.

Pero luego se revela que el chofer es el mismo Panahi, y con la película ofrece una vez más un experimento que rompe los horizontes narrativos entre el documental y la ficción. Su cámara, colocada en el salpicadero del vehículo, captura la esencia de la sociedad iraní a través del viaje. Además de mostrar las peripecias de su pueblo, su materia de preocupación es una crítica sobre ruedas de la capital iraní.

La sutileza proviene, quizás, de la virtud que tiene Panahi para emplear a los actores no profesionales cuando estos se hacen pasar por ciudadanos normales que le confiesan sus inquietudes. Eso le da un toque verosímil cada vez que un personaje se acomoda en el taxi, porque es una película de docuficción que intenta representar la realidad tal y como es.

Aun así sentimos que la historia es docuficción, pero relatada sin trama aparente. Simplemente narra la historia del director Jafar Panahi (Jafar Panahi interpretando su propio rol de la vida real) que sale a filmar una película abordo de un taxi mientras conduce por las calles de Teherán y conversa con los transeúntes, los cuales incluyen a hombres y mujeres de distintas edades, trabajos y tradiciones.

Ellos se sientan en el asiento trasero y al lado de Panahi para discutir diversos temas de interés del acontecer iraní y muchos se muestran descontentos por la falta de libertad y de oportunidad que impone el régimen. Los hombres hablan de cosas ilícitas; las mujeres, aunque a veces son ingenuas, expresan con angustia las costumbres de su cultura.

Esto es evidente, por ejemplo, con el vendedor de películas pirateadas, quien habla de cómo el gobierno impide la entrada de películas extranjeras para exhibirse en los cines y recalca que por eso las vende por montones; "si no fuera por eso", dice, "la gente de Irán no podría ver a Woody Allen". Asimismo la sobrina de Panahi expresa las diferencias de roles aun siendo una niña, con referencias claras de The Mirror (Ayneh) del mismo Panahi. Cada uno de ellos dimensiona el argumento con un dietario de delación.

La estructura de la película es muy similar a lo que pasa en Ten (Dah) de Abbas Kiarostami. Nos muestra una serie de individuos dentro de un automóvil y la cámara siempre está ahí, nunca cambia de locación. El taxi simboliza la claustrofobia que sienten al estar encerrados en un sistema represivo.

En Irán, Panahi tiene prohibido filmar películas desde el 2010 por retratar de forma explícita la condición política del país y fomentar propaganda en contra del Estado. En casi todas hay un comentario social. Siempre expone la pobreza, el urbanismo, el tradicionalismo, los roles de género, el orden patriarcal y la opresión de la mujer. Debido a eso no puede ni siquiera filmar con su celular; no puede ni siquiera tomarse un ‘selfie’.

Panahi constituye una amenaza para la regencia de Irán y anteriormente había sido encarcelado. A pesar de que la prohibición durará 20 años, ha reiterado que no cesará de hacer películas y seguirá cometiendo el “delito” filmar.

Ésa es la razón por la cual los pasajeros son interpretados por actores no profesionales y sus créditos permanecen en el anonimato. También es la razón por la cual Panahi es el fotógrafo, productor, guionista, montajista y director de la película.

La fuerza placentera de Taxi Teherán es ingeniosa en todo momento porque Panahi toma el volante para contar a escondidas la historia de su vida y del país en el que vive. Lo logra con humor y una portentosa reflexión. Cuando su cine arranca no hay tiempo para frenar.


Ficha técnica
Año: 2015
Duración: 1 hr. 22 min.
País: Irán
Director: Jafar Panahi
Guión: Jafar Panahi
Música: Jafar Panahi
Fotografía: Jafar Panahi
Reparto: Jafar Panahi


7/10